Martín Soria: “Sería bueno que la Corte Suprema actúe rápidamente y solucione este conflicto que es político”

El ministro de Justicia volvió a criticar el fallo de la Cámara de Apelaciones porteña que ordenó a la ciudad de Buenos Aires que garantice las clases presenciales, y reclamó la intervención del máximo órgano judicial

A los pocos minutos de conocerse el fallo de la Cámara de Apelaciones porteña, que ayer ordenó a la ciudad de Buenos Aires que garantice las clases presenciales a pesar del DNU firmado por el presidente Alberto Fernández que las suspendía por 15 días por el pico de contagios de coronavirus, el ministro de Justicia, Martín Soria, lo calificó de “mamarracho jurídico”.

El funcionario nacional ratificó hoy sus críticas al señalar que el tribunal porteño “es manifiestamente incompetente para resolver sobre cuestiones federales como es un DNU presidencial”, y reclamó la intervención de la Corte Suprema de Justicia.

“Estamos en una situación de gravedad institucional, extrema, y sería bueno que así como actuaron rápidamente con un per saltum que pidieron dos jueces que fueron trasladados ilegalmente por el macrismo, sería bueno que también intervenga rápidamente y solucione este conflicto que es político, porque desde el punto de vista jurídico no tiene ni pies ni cabeza”, indicó Soria a radio El Destape.

En septiembre de 2020, el máximo tribunal con la mayoría formada por los votos de Ricardo Lorenzetti, Horacio Rosatti, Juan Carlos Maqueda y Elena Highton resolvió abrir el per saltum presentado por los magistrados Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli para no ser removidos de los cargos que ocupan en la Justicia federal penal, donde se tramitan las causas de corrupción que investigan la gestión kirchnerista.

Para Soria, el fallo firmado por los jueces Marcelo López Alfonsín, Laura Alejandra Perugini y Nieves Machiavelli “es nulo de nulidad absoluta” y recordó que el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, “no fue en una primera instancia a la justicia de la ciudad de Buenos Aires, sino que acudió a la Corte Suprema de Justicia, o sea que admite a la justicia federal”.

El funcionario hizo referencia a la presentación que realizó el mandatario porteño el pasado viernes antes de reunirse con el presidente Alberto Fernández. Se trató de una demanda de inconstitucionalidad, de 68 páginas, que incluyó una medida cautelar para que se suspenda la aplicación del artículo del DNU presidencial sobre las clases.

Más allá de los cuestionamientos de Soria, el Gobierno, a través del procurador Carlos Zannini, presentará hoy en el fuero Contencioso Administrativo Federal un escrito para dejar sin efecto la orden legal de dictar clases presenciales en la ciudad de Buenos Aires.

Ayer por la noche, Rodríguez Larreta habló en conferencia de prensa y explicó cómo se organizará la educación en el actual contexto epidemiológico.

“La Justicia acaba de determinar que en la Ciudad, a partir de la autonomía con la que cuenta la Ciudad, debemos garantizar la continuidad de las clases presenciales en las escuelas”, ratificó, y destacó que “los chicos van a estar sentados en las aulas, gracias al esfuerzo de una sociedad que está comprometida con la educación y su futuro”.

El presidente Alberto Fernández  y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez LarretaEl presidente Alberto Fernández y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta

“Tenemos que llevar tranquilidad a las casas, sepan que todas las decisiones que tomamos son basadas en las evidencias”, planteó el jefe de Gobierno quien pidió que en el actual contexto epidemiológico “nos sigamos cuidando, y sigamos respetando los protocolos”.

Al respecto de las diferencias que surgieron con el oficialismo a raíz de la disputa por la apertura de las escuelas, manifestó que “la educación no puede ser un motivo para profundizar la grieta, por el contrario, nos tiene que ayudar a cerrarla”.

“Sabemos que el virus está aumentando su circulación con más rapidez que antes, pero no podemos quedarnos en esto de tener que elegir entre educación y salud. Justamente el desafío es buscar el bienestar integral”, remarcó.

Larreta fundamentó su postura haciendo referencia a que “mirando datos de la SUBE”, el uso del transporte público “hoy, es igual que antes del 17 de febrero, cuando empezaron las clases”. “El comienzo de las clases no solo no aumentó la circulación, sino que como hoy hay más colectivos, se viaje de manera más espaciada”, enfatizó.

“Para mí es un gran orgullo comunicarles que mañana (por este lunes) en la Ciudad de Buenos Aires las escuelas van a estar abiertas”, comunicó luego que saliera el fallo judicial. No obstante, avisó que “si la situación sanitaria se llegara a agravar ya tenemos previsto cómo va a ser la modalidad escolar para cada una de las etapas epidemiológicas”.

A %d blogueros les gusta esto: