Morales dijo que Larreta montó una campaña anti Manes y amenazó con la ruptura

En medio de las tensiones que no hacen más que crecer en el frente opositor desde que se presentaron las listas de Juntos por el Cambio, el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, se puso al frente hoy de la defensa del primer candidato a diputados nacional bonaerense, Facundo Manes, al señalar que es víctima de una “campaña de desprestigio” orquestada por el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

“La responsabilidad del clima confrontativo dentro de Juntos por el Cambio tiene un solo responsable, es Rodríguez Larreta”, arremetió Morales. El gobernador enfatizó: El jefe de Gobierno “es el único responsable de la campaña para desprestigiar a Facundo Manes”, a quien atribuyó ser “la expresión del argentino medio, un tipo que estudia, es profesional, se va al exterior y después decide volver; además es expresión de la cultura del trabajo”.

Morales, uno de los hombres fuertes del radicalismo, tiene el mismo proyecto que Larreta: pelear por una candidatura presidencial por la oposición en 2023, un objetivo que según algunas fuentes podría querer también Manes. El juño, en ese marco, acusó al jefe de Gobierno porteño de creerse “dueño de Juntos por el Cambio” e ironizó con que “se puso el traje de presidente antes de serlo”.

“Yo creo que Rodrígez Larreta debería revisar su lógica de construcción política porque por este camino vamos a debilitar y a poner en riesgo a Juntos por el Cambio”, agregó el gobernador, en declaraciones a Radio con Vos.

Asimismo, argumentó que el “origen” del conflicto radica en la decisión de María Eugenia Vidal de “desertar” a la ciudad de Buenos Aires. “Vidal es candidata en CABA y tiene que andar contestando sobre la Provincia.  Esto también tiene que ver con esta lógica de Larreta que cree que el electorado es ingenuo”, disparó.

“Eso es lo que genera un vacío. Vidal debería estar dando la batalla en PBA y defendiendo su gestión. Si ella estuviera allí tal vez estaría más alineado JxC”, continuó. También acusó al jefe de gobierno porteño de haberse “metido bastante” en el cierre de listas del radicalismo en todo el país “para debilitarlo”.

Y advirtió: “Si esto sigue así, cuando se profundiza este camino, lo que hace es llevar a la ruptura, esperemos que esto no se dé”. Para Morales, este tipo de ataques solo puede ser parte de “una concepción que se cree dueña del poder y de las decisiones”. A modo de ejemplo, señaló que ya “lo han hecho con Patricia Bullrich, le pasaron el cepillo en la Ciudad”.

Morales también dijo con sarcasmo que Rodríguez Larreta le hace acordar “al gordito del barrio que cuando lo sacan se lleva la pelota”. “No le gusta que lo pongan de arquero y se lleva la pelota”, remató.

La tensión entre la UCR y el PRO había ganado en intensidad cuando Manes le advirtió al oficialismo porteño que no use fondos públicos para la campaña de Santilli en territorio bonaerense. Le contestaron, con mayor o menor dureza, Elisa Carrió –que además lo acusó de mentir por decir que le había propuesto una candidatura a la vicepresidencia en 2015-, Vidal y Cristian Ritondo, entre otros. Al radical salieron a defenderlo, además de Morales, el senador Luis Naidenoff, el diputado Mario Negri, la segunda candidata de su lista, Danya Tavela, entre otros. (DIB)

A %d blogueros les gusta esto: