Murió de Covid-19 un enfermero que no se quiso vacunar

Curzio trabajaba en una UPA en las afueras de La Plata. Sus compaleros lo instaron a vacunarse, pero él dijo que tenía «dudas».

Salvador Roberto Curzio, un enfermero  de 51 años que trabajaba en una unidad UPA de Los Hornos, un barrio popular de las afueras de La Plata, murió hoy contagiado de Covoid-19., tras negarse a aplicarse la vacuna, pese a los pedidos de sus compañeros para que lo hiciese.

Curzio se desempeñaba y contrajo la enfermedad la primera semana de febrero. Tuvo una mala evolución y los últimos 20 días debió ser internado en la terapia intensiva del Hospital San Juan de Dios, de La Plata. Finalmente, hoy murió.

Guillermo Ramos, médico clínico y compañero desde 2015de Curzio, dijo que “no se inscribió para vacunarse” y que “justo hoy se terminaban de vacunar las dos personas que quedaban del UPA y se habían demorado en inscribirse”.

Ramos contó al diario platense El Dia que el enfermero fallecido “era una persona sana, no estaba dentro del grupo de riesgo por algún problema de salud. Sólo era tabaquista y recién el año pasado había empezado a usar los cigarrillos electrónicos”.

Según contó, el personal del UPA Los Hornos colabora en el proceso de vacunación en el San Juan porque “sabíamos que íbamos a ser una futura sede de vacunación. Lo hacíamos para dar una manos y sumar experiencia”.

En ese sentido Ramos relató que “de los 100 turnos que se daban por día, sólo iban entre 20 y 30 personas. Esos turnos libres los fuimos ocupando con el personal de salud que no accedía al turno. Por ejemplo, cuando faltaba una quinta persona en el grupo de vacunación, llamábamos y vacunábamos”.

Luego sostuvo que “lo que nos limitó no fue el acceso a la vacuna sino la campaña de desinformación que se hizo que hasta hoy. A Salvador, la semana anterior a que se contagie, le dije que se ponga las pilas pero me dijo quería esperar, que no había muchas explicaciones. Y eso fue por miedo, por la desinformación que se creó. Imaginate que una compañera no quería vacunarse porque pensaba que iba a quedar estéril. Al final se terminó vacunando”.

Por último, el profesional y compañero del enfermero fallecido tras estar internado por coronavirus, manifestó que “estamos con mucho dolor. Igual trabajamos. Era una persona muy querida”. (DIB)

A %d blogueros les gusta esto: