Murió en Cariló un turista de 24 años embestido por un vehículo todoterreno

Fue atropellado por un UTV mientras circulaba en moto

Un joven turista de 24 años que se encontraba desde hace 3 días en terapia intensiva tras haber sido embestido por un vehículo todoterreno, en una zona de médanos de la localidad balnearia de Cariló, falleció este miércoles a causa de las graves lesiones sufridas durante el atropello.

Según informaron fuentes sanitarias, el joven identificado como Matías Mares murió en el Hospital Comunitario de Pinamar, donde había sido trasladado el domingo, tras ser impactado por un UTV, un vehículo con tracción en las cuatro ruedas, mientras circulaba a bordo de una moto.

 

El choque ocurrió el domingo después de las 18 en los médanos de Cariló donde suelen reunirse turistas y locales para andar en moto. A las 18.43, tras un llamado al 911, Mares fue trasladado en ambulancia a un hospital local al que ingresó con «un traumatismo de cráneo muy importante y compromiso a nivel pulmonar», detalló Walter Ciancio, director del centro de salud.

A pesar de la intervención quirúrgica de urgencia que le realizaron el mismo domingo, el joven se encontraba desde la tarde del lunes con muerte cerebral en la unidad de cuidados críticos.

“Matías, desde los tres años, anduvo en cuatriciclo y después en moto. Tenía todo su equipo completo de protección. Para él era una pasión esto”, expresó Eduardo, el papá del joven en diálogo con TN. “Estamos muy ligados a la competición. Salió a las seis y media de la tarde con su moto, horario habitual para entrenar. No salió a correr, sino a girar, como si fuera dar una vuelta, para probar los nuevos amortiguadores”, relató.

“Nunca salía solo él, fue con un amigo que presenció todo. El hombre de la UTV asistió a Matías en el momento, le hizo primeros auxilios, nunca se escapó”, agregó Mariana, la madre. “Los dos lo cargaron en una camioneta y lo llevaron a la ruta, adonde llega la ambulancia”, indicó.

Este miércoles, tras su muerte, la familia de la víctima dispuso que los órganos sean donados, por lo que tomó intervención el Centro Único Coordinador de Ablación e Implante Provincia de Buenos Aires. “El único consuelo que nos queda como papás es que el corazón está camino a Florencio Varela, para una chica de 26 años, y sus otros órganos ya tienen destino también”, aseguraron los padres de Mares.

La causa por «lesiones culposas» quedó radicada en la Unidad Funcional de Instrucción 4 de Pinamar, a cargo del fiscal Juan Pablo Calderón, y por el hecho está imputado el conductor del UTV Polaris RZR Turbo, Laureano García. El turista de 45 años, oriundo de Ezeiza, se presentó en una dependencia policial durante la mañana del lunes y se puso a disposición de la justicia.  (Página 12)

A %d blogueros les gusta esto: