Nestlé reconoce que más del 60% de sus productos no son saludables

Desde chocolates a cereales

“Hemos hecho mejoras importantes en nuestros productos, pero nuestra cartera todavía tiene carencias respecto a las definiciones de salud en un panorama donde la presión regulatoria y las demandas de los consumidores no dejan de crecer”, explica el documento, según se publicó en el diario Financial Times.

Nestlé, la compañía alimentaria de mayor escala en el mundo, reconoce en un documento interno que más del 60% de los productos que vende –desde chocolates y helados hasta cereales para el desayuno– no cumplen con los criterios necesarios para ser saludables. Además, manifiesta que algunas de las categorías de bebidas y alimentos que produce “nunca serán saludables por mucho que se renueven”. 

La información, enviada a los directivos de la empresa suiza a principios de año, fue publicada este lunes por el diario Financial Times

 

El documento en detalle

El análisis evalúa la mitad de los productos de Nestlé, dejando fuera los de nutrición infantil, comida para animales, café y nutrición médica. Así, desde la empresa reconocen que tan solo el 37% de los alimentos y bebidas de la marca logran una calificación superior a 3,5, según el sistema de calificación de estrellas de Australia –que otorga a los alimentos más saludables cinco estrellas–.

La propia compañía considera que 3,5 supone “una definición reconocida de salud”, según dicho sistema, que utilizan organizaciones como la Fundación de Acceso a la Nutrición.

El 63% de los alimentos evaluados no alcanzan el nivel saludable. En realidad podrían ser más porque Nestlé solo analizó la mitad de sus artículos sin contemplar comida para animales, nutrición infantil, nutrición médica y café. Tampoco pueden ser considerados saludables el 96% de las bebidas y el 99% de los productos de confitería y helados. Por el contrario, el 82% de las aguas y el 60% de los lácteos sí llegan a dicho nivel.

“Hemos hecho mejoras importantes en nuestros productos, pero nuestra cartera todavía tiene carencias respecto a las definiciones de salud en un panorama donde la presión regulatoria y las demandas de los consumidores no dejan de crecer”, explica el documento, según el diario estadounidense. De hecho, la compañía afirma que redujo entre el 14% y el 15% del azúcar y el sodio de sus productos en los últimos siete años para hacerlos más saludables.

Nestlé vende productos muy conocidos en diferentes categorías: chocolates como Kit Kat, Milkybar o Nestlé, helados como Maxibon o La Lechera, bebidas como Nesquik, Nescafé y Bonka, cereales para el desayuno como Chocapic o Fitness, y preparados y congelados como Maggi, Buitoni, Litoral o La Cocinera. También produce alimentación para animales domésticos.

Consultada por este diario, la filial en Argentina de la empresa alegó que el informe se basó en un documento interno «que fue sacado de contexto». 

«El análisis del portfolio solo cubre aproximadamente la mitad de nuestras ventas, ya que no se incluyeron las categorías de nutrición infantil, nutrición especializada y el café por ejemplo. Por lo tanto, considerando todo nuestro portfolio en su conjunto, menos del 30% no cumpliría con los estrictos estándares externos de Health Star Rating de ATNI, y en su mayoría representan productos indulgentes como chocolate y helado», resaltaron. 

No obstante, aclararon que «cuando se consume con moderación, las recomendaciones alimenticias actuales también dan espacio para alimentos indulgentes».  «Cumplimos con todas las regulaciones y normas vigentes en los países donde operamos. Seguimos comprometidos con proporcionar alimentos y bebidas nutritivos, sabrosos y seguros de manera sostenible», agregaron. 

La reacción de los consumidores en redes

Ante la noticia, se despertó un aluvión de críticas y expresiones humorísticas en las redes sociales. Algunos usuarios ironizan con que se trata de una campaña estratégica de publicidad por parte de la empresa, otros se pronunciaron a modo de crítica.

Juan Revenga, nutricionista español, explicó en medios españoles que no hay excusas para lo que él considera una mala praxis. “Esto demuestra que los directivos de la empresa ya saben que producen productos malsanos. No es ya que no alcancen niveles de salud excelentes, sino que no son sanos”, sostuvo y agregó: “Llama la atención la mala nota de las bebidas y los productos de confitería y helados, que son por los que la marca es más conocida. Pero también sorprende que el 18% de las aguas tampoco sean saludables”. Dicho esto, que cada uno haga con su despensa lo que considere.

FUENTE: PAGINA 12

A %d blogueros les gusta esto: