Nota  de Opinión: Preocupación por el sistema de salud local

Ante la difícil situación socio-económica-sanitaria que atraviesa nuestro país y que por ende nos preocupa y ocupa, queremos poner de manifiesto nuestra opinión ante la situación actual de nuestro sistema de salud a nivel local.
Dicho sistema se ve agravado por las circunstancias de demanda originadas por la pandemia que coloca a nuestra ciudad en alto riesgo epidemiológico.
Chascomús ha tenido la particularidad de la atención de la salud de sus habitantes tanto en el sector  público (Hospital Municipal) y en el sector privado (Clínica Privada Chascomús).
Hoy la comunidad vive momentos de angustia e incertidumbre ante la posibilidad de la necesidad de recurrir por razones de salud al único  efector de salud, nuestro Hospital, el cual dada la situación de gravedad del momento que vivimos, no podrá satisfacer toda la demanda de atención que se solicita.
Cabe recordar que hace meses que el sistema privado, ante la difícil situación económica, ha dejado de prestar servicios, si somos un total de 40.000 habitantes es imposible que un solo centro pueda atender todas las patologías, cirugías, Covid, accidentes de ruta y habida cuenta de la suspensión de derivación de pacientes a los grandes centros de La Plata y Buenos Aires.
En este sentido, el artículo 42 de la Constitución Nacional establece que: “…Los consumidores de bienes y servicios tienen derecho, en la relación de consumo, a la protección de su salud, seguridad e intereses económicos; a una información adecuada y veraz: a la libertad de elección, y a condiciones de trato equitativo y digno”. La salud es un derecho colectivo, público y social de raigambre constitucional, involucra no exclusivamente a la garantía de acceso a las prestaciones básicas de salud, sino asimismo de su mantenimiento y regularidad a través del tiempo.
Los tratados internacionales de derechos humanos, incorporados en nuestra Constitución Nacional, a través del artículo 75, inciso 22, también reconocen el Derecho a la Salud, en tanto la Declaración Universal de Derechos Humanos –1948– establece en su artículo 3º “que todo individuo tiene derecho a la vida” y, en el artículo 25, párrafo 1º, prevé que: “toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado, que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar y en especial la alimentación y el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios”. El Pacto Internacional de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales –1966–, que contiene las previsiones más completas y de mayor alcance sobre el derecho a la salud dentro del sistema internacional de los derechos humanos, entiende por salud conforme la Organización Mundial de la Salud (OMS), el estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de enfermedad.
Por lo expuesto y después de haber analizado la situación consideramos que se necesita en forma urgente el salvataje mediante gestiones ante la emergencia sanitaria. Es necesario, no solo la firma de un minúsculo convenio de seis camas a disposición del Hospital Municipal, sino la disponibilidad absoluta de todos los servicios que pueda necesitar la población de Chascomús.

Cuál es la preocupación
Solicitamos que la preocupación esté centrada en buscar y encontrar la solución a la que nos obliga la pandemia, y reivindicar para la comunidad al efector privado de la salud que junto al Hospital han sido los pilares de la atención sanitaria.
Hoy ante tanta necesidad los chascomunenses no pueden permanecer ajenos a que esta Institución de la Salud permanezca dormida, postergando las necesidades de la atención de la salud de muchas personas.
Sabemos que el sector de la Salud Privada, está quebrado económicamente es por eso que el Estado Municipal o Provincial tiene un rol fundamental en la recuperación del efector de salud y disponer las medidas que correspondan para que sus valiosas instalaciones y su personal puedan recuperar su funcionamiento.
Observamos licitaciones para obras que son necesarias pero no urgentes como es la salud de la población, se planifican inversiones millonarias del Estado Nacional o Provincial, pero no se conoce ninguna gestión profunda de la autoridad municipal para solucionar el andar de un pilar de la salud como lo ha sido durante años la Clínica Privada Chascomús, fruto del esfuerzo de recordados profesionales médicos que siempre en tiempos difíciles mantuvieron sus puertas abiertas.

Convocatoria

Este aporte movilizador ante la emergencia, es encontrar la solución paliativa en la pandemia y porque no definitiva, no solo por el momento que vivimos sino también para el futuro de la salud de la comunidad y calmar así la situación de incertidumbre que viven las familias de Chascomús, lo cual es un deber de las autoridades.
Atento a que el Ateneo Arturo Illia considera que se debe trabajar en un sistema de salud justo e igualitario con una mirada integral e intersectorial, es por ello que consideramos que debemos canalizar esta preocupación ante la pasividad de las autoridades y ante la imperiosa necesidad de servicios de salud,  que en nuestra ciudad está parado el sector privado afectando a todos los ciudadanos.

Ateneo y Plaza Arturo Illia
Ana De Otazua
Bety Fayos
Miguel A. Cerimele

A %d blogueros les gusta esto: