Nuevos llamados de estafadores intentan robar a beneficiarios y aportantes a la ANSES

FOTO ILUSTRATIVA

En Chascomús
En reiteradas ocasiones, la ANSES ha advertido en relación a permanentes maniobras de estafas a beneficiarios y aportantes con correos electrónicos truchos o llamados falsos.
“A raíz de múltiples denuncias de beneficiarios, es importante recordar que el organismo previsional no solicita información personal ni datos sobre tarjetas de débito o claves personales bancarias por teléfono ni por correo electrónico”, aclaró el organismo.

Es importante que los ciudadanos estén advertidos de esta modalidad de estafa ya que es recurrente”. Pero, vale apuntarlo, nunca está de más reiterarlo toda vez que los hechos se reiteran.
Nuestro colega El Cronista publicó en su edición de la víspera, que pudo conocer de forma certera la existencia de un llamado de esas características, el receptor de la cual se dirigió ante la sospecha, a la Delegación local de la ANSES tomando nota de lo acontecido.
Vale recrodar al respecto que a mediados de año, la Unidad Fiscal para la Investigación de los Delitos relativos a la Seguridad Social advirtió que en oportunidad de acercarse el vencimiento de plazos para trámites como los de la “reparación histórica”, cada vez eran más los jubilados estafados por personas que se hacían pasar por agentes de la ANSeS y robaban sus ahorros prometiendo en aquel caso destrabar el trámite.
La estafa es una reedición del clásico “cuento del tío” y la imaginación inagotable de los cuenteros y estafadores hace que aprovechando el desconocimiento o la incertidumbre, por ese u otros programa o servicios, se hacen pasar por agentes que pueden realizar o promover tal o cual trámite, con una pronta recepción de una determinada suma de dinero.
Cuando la víctima accede a realizar el trámite, el supuesto agente de la ANSeS le solicita efectuar una transferencia a una cuenta bancaria que le proveía, con la excusa de que así podrá cobrar el saldo prometido a su favor. Así es como muchas de las víctimas efectúan el pago con el dinero que tienen en sus cuentas o, incluso, se han dado casos en que lo han hecho mediante la solicitud de préstamos bancarios y, en algunos casos, fueron desapoderadas de sus ahorros. Allá por mayo de este año se aseguraba que se habían registrado 106 casos en todo el país, sólo 24 de los cuales terminaron en la Justicia.
Ahora y ante el caso ocurrido, se reiteró que en las delegaciones de ANSES los empleados “están siempre identificados con sus nombres” y por ese motivo recomiendan que “si alguien se comunica por teléfono, deben pedirle sus datos personales y legajo para denunciarlos”.

A %d blogueros les gusta esto: