Un obispo argentino llama a “desobedecer” una ley de aborto legal

Aguer quiere una marcha de 200 mil personas

El 25 de marzo será la «Marcha por la Vida» que ahora tiene otra importancia para quienes se oponen a la interrupción del embarazo. El Arzobispo de La Plata será uno de sus principales impulsores ante lo que considera una posición tibia del Episcopado

Tras el mensaje de la cúpula la Iglesia argentina sobre el aborto, el cual no es del todo combativo como muchos esperaban, el Arzobispo de La Plata, Monseñor Héctor Aguer, salió a dejar en claro que él sí presentará batalla y que buscará arrastrar a la Curia a un fuerte debate público, con demostraciones callejeras multitudinarias. Más allá de algunas declaraciones altisonantes contra Macri, advirtió: “Se pronunció la Comisión Ejecutiva, no toda la Iglesia”.
Es que el mensaje del viernes está firmado por la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), es decir, por su cuatro dirigentes más altos: Oscar Ojea, Obispo de San Isidro (presidente), Cardenal Mario Poli, Arzobispo de Buenos Aires (Vicepresidente 1°), Marcelo Colombo, Obispo de La Rioja (Vicepresidente 2°), y Carlos Malfa, Obispo de Chascomús (Secretario General).
Se trata de un organismo eminentemente bergogliano y que representa un ala blanda y más social. Era de esperar que Aguer, el menos papista de todos, haya sentido la necesidad de salir con un mensaje más duro. Para la CEA no hay discusión, ese documento “es la palabra de todos” los obispos porque son quienes eligen a sus autoridades para que los representen.
La conducción asumió en diciembre por el trienio 2017-2020 y a principio de mes estuvieron los cuatro en Roma para una audiencia privada con el sumo pontífice en Santa Marta. Los que conocen ese entramado aseguran que una bajada de línea sobre la interrupción del embarazo seguramente se trajeron. La rápida aparición del texto confirma la hipótesis.
Aguer también está sólo dentro dentro de la Comisión Permanente de la CEA, ya que la sensible comisión de la Fe y de la Cultura está en manos de Victór “Tucho” Fernández, la mano de derecha de Jorge Bergoglio y quien seguramente estuvo atrás del posicionamiento que se difundió. Es más, es uno de los que suena para reemplazarlo en la capital bonaerense.
Por otro lado, en la Pastoral de Salud está Alberto Bochatey, que si bien es doctor en Bioética no es de la línea conservadora. Bochatey es Obispo Auxliar en de Aguer en La Plata pero es un “dialoguista”. No parece posible que allí encuentre una aliado. “Lo ayuda a Aguer a llevar a adelante la arquidiócesis porque es un buen tipo no porque coincida con él”, analizan quienes lo conocen.

Se el primero en comentar esta noticia

Deja un Comentario

su mail no sera publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: