Operativo “deshielo”: Guzmán recibió a Santilli, pero la Ciudad niega que hayan hablado de recursos

El ministro de Economía, que debe conducir el diálogo para definir el nuevo reparto de coparticipación para la Policía, recibió al vicejefe de Gobierno porteño.

El ministro de Economía Martín Guzmán ensayó un acercamiento con la Ciudad de Buenos Aires en medio de la crisis política por el recorte de la coparticipación, al recibir al vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli.

El encuentro tuvo lugar la semana pasada, luego de que el Gobierno enviara una segunda carta insistiéndole a la Ciudad para retomar el diálogo en torno al reparto de fondos para el funcionamiento de la Policía. Sin embargo, desde el Gobierno porteño indicaron que en ese encuentro no se habló del tema.

Según pudo saber DIB, la reunión tuvo lugar el jueves pasado, y se prolongó durante una hora. En el Gobierno nacional se mostraron optimistas en que el encuentro pudiera servir como una suerte de “deshielo” en las relaciones políticas, que prácticamente se cortaron en noviembre, cuando Alberto Fernández anunció, sin una advertencia previa, un recorte en los fondos que la Ciudad recibía por el traspaso de la Policía para destinarlos a la provincia de Buenos Aires, sumida en una fuerte protesta policial, que había llegado hasta las puertas de la Quinta de Olivos. 

Pese al optimismo nacional, desde la Ciudad le bajaron el tono al encuentro: “Guzmán invitó a Diego (Santilli) a tomar un café y hablar de economía. Le contó sobre su visión macroeconómica”, señalaron a esta agencia desde el entorno del funcionario porteño, al tiempo que agregaron que no se tocó la cuestión de la Coparticipación, puesto que ese tema “lo define la Corte”. Es que el Gobierno porteño presentó un recurso ante el máximo tribunal del país para plantear la inconstitucionalidad de la quita.

La pelea

A fines del año pasado, el Gobierno nacional invitó formalmente al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, a una reunión para abordar “técnicamente” la distribución de los recursos que a la Ciudad le corresponden por el traspaso de la Policía. Previamente, el Congreso había establecido un nuevo modo de reparto, avalando el DNU con el que Fernández recortó la coparticipación para ceder esos fondos al Gobierno de Axel Kicillof. 

En la segunda carta, el ministro Guzmán insistió en mantener una reunión “con el objetivo de dar continuidad al diálogo que desde los ministerios del Interior y de Economía se inició al comienzo de la gestión de gobierno”.

“Consideramos que la cuestión por la que le escribo constituye un problema de carácter económico, que debe ser resuelto sobre la base de un análisis técnico correcto y transparente. Para ello, sería necesario trabajar mancomunadamente, en reuniones bilaterales, en las que analicemos técnicamente los supuestos y valores económicos que determinan el gasto anual del servicio oportunamente transferido desde la Nación a CABA, y su razonable actualización”, escribió.

Así, el ministro de Economía marcó como técnico un problema que la Ciudad considera político. Es que la gestión de Rodríguez Larreta creen que Fernández actuó impulsado por la necesidad de resolver las protestas policiales en la provincia de Buenos Aires, sin negociar de antemano la quita. 

Del anuncio, televisado casi en cadena nacional, participaron varios intendentes bonaerenses de Juntos por el Cambio, que luego aseguraron que no habían sido informados previamente de lo que iba a decir el Presidente. (DIB) JG

A %d blogueros les gusta esto: