Otros detalles de la sesión, entre emociones, despedidas y juramentos

La sesión de ayer del Concejo Deliberante convocó un marco de público que superó las comodidades del recinto, por lo cual quedó gente en la vereda (siguiendo todo por las ventanas) y en el hall del edificio. La prensa estuvo presente prácticamente en su totalidad, destacándose la amplia cobertura del canal de TV local y la transmisión en vivo de los sucesos de FM Volver 95.3; entre las autoridades presentes sobresalió el intendente Javier Gastón, acompañado por sus principales colaboradores. El jefe comunal momentos después de terminada la sesión, recibió en su despacho al flamante presidente Osvaldo Casalins.
En el inicio de la mañana, se dio la despedida de los concejales salientes, que fueron ocho y cada uno recibió una medalla, que le fue entregada por alguien designado por el despedido (en la mayoría de los casos algún familiar, aunque por ejemplo se diferenció Pablo Francese, quien recibió su medalla de manos de Cipriano Pérez del Cerro). El momento emotivo estuvo dado por la presidente saliente María Travascio, quien recibió un fuerte abrazo de su hijo Juan Macchi; la edil hizo mención a la enfermedad que afronta, de la que dijo en declaraciones radiales, “… me encuentro gracias a Dios prácticamente curada en su totalidad”.

Luego de esas despedidas, llegó el momento de la jura de los nuevos ediles. Se observaron algunos errores en la preparación de la sesión, como por ejemplo que el propio Ramiro Ferrante se tomara juramento a sí mismo antes de asumir la presidencia momentánea por ser el edil de mayor edad de la lista ganadora. O también el que el secretario (que fue Ignacio López por ser el más joven de la lista ganadora en octubre) se haya confundido en el orden alfabético en algún caso, a la hora de convocar a los ediles para la jura.
El reelecto Gabriel Macchi prestó juramento haciendo mención a la militancia (“por Dios, por la Patria y esta hermosa militancia”); por su parte la debutante Valeria Macchín lo hizo haciendo un llamado para que no existan presos políticos en el país.
Otro momento de emotividad se dio cuando Ramiro Canggianelli (UxCh) votó como vicepresidente segundo, ya que lo hizo haciendo mención a la memoria de su hija fallecida

Se el primero en comentar esta noticia

Deja un Comentario

su mail no sera publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: