Para evitar la triquinosis es necesario tomar precauciones en la producción de chacinados

Con la llegada del invierno, aumenta el riesgo de contraer la enfermedad transmitida a través de la carne de cerdo. Para detectarla, la Dirección de Bromatología realiza análisis gratuitos.
La triquinosis es una enfermedad parasitaria que se trasmite al consumir carne infectada con larvas del parásito del género Trichinellaspp. Tienen forma de gusano y se encuentran alojados en los músculos de los cerdos, por lo que una vez que ingresan al organismo humano, las larvas se alojan en los músculos, provocando dolores y dificultades motrices.
En nuestra región, la principal causa de contagio está relacionada a los cerdos alimentados en basurales, con desperdicios o restos de alimentos donde habitan roedores. Las personas la contraen cuando consumen carne de cerdo, chacinados o embutidos, en la mayoría de los casos de elaboración casera, sin haber realizado los controles sanitarios correspondientes.
Los síntomas de esta enfermedad: son molestia abdominal, espasmos, diarrea, hinchazón de los parpados, fiebre, dolor muscular al respirar, masticar o al usar músculos largos y debilidad muscular, entre otros.
De esta manera, las medidas de prevención consisten, principalmente, en el manejo e higiene durante el ciclo productivo, la realización de controles luego de la faena y al momento de la preparación, previa al consumo.
Cabe destacar que los cerdos pueden contraer la enfermedad cuando son criados o mantenidos en malas condiciones de higiene y alimentados con basura o restos de alimentos, por lo que se hace hincapié en la importancia de respetar las normas sanitarias establecidas para la tenencia y cría de cerdos, alimentarlos adecuadamente, mantener la higiene y realizar un estricto control de roedores.
Es importante recordar que en la oficina de Bromatología, situada en calle Mendoza Nº 95, se realizan análisis gratuitos de Triquinosis, de lunes a viernes, en el horario de 7 a 13:30hs. Para ello se deben presentar muestras de entraña de al menos 50 gramos, que no esté congelada ni freezada.

A %d blogueros les gusta esto: