Perpetua para un cocinero por un doble femicidio vinculado ocurrido en Pergamino en 2019

La pena recayó sobre José Rojas, quien mató a puñaladas a la actual pareja y a la suegra de su ex.

Un cocinero fue condenado hoy a prisión perpetua por el “doble femicidio vinculado” del novio y de la suegra de su expareja, a quienes asesinó a puñaladas en 2019 en la ciudad bonaerense de Pergamino, luego de haber sido denunciado en 21 oportunidades por distintos episodios de violencia de género, informaron fuentes judiciales.

La pena máxima recayó sobre José Rojas (43) por el delito de “homicidio agravado con el propósito de causar sufrimiento a una persona con la que se mantiene o ha mantenido una relación”.

“Estoy conforme y aliviada con el fallo porque es lo que se merecía”, dijo María Soledad Ortiz, expareja del acusado, a quien ella había denunciado en 21 ocasiones por distintos episodios de “maltrato y amenazas”.

Fuentes judiciales informaron que el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Pergamino coincidió con el pedido del fiscal Nélson Mastorchio que dio por probado que Rojas fue el autor de los crímenes de Pablo Caputa (37) y de su madre, María Elisa Rafaelle (64).

En tanto, la defensa oficial había requerido a los jueces Guillermo Burrone, Carlos Picco y Guillermo Gerlero que declaren la “inconstitucionalidad” de la perpetua al considerar que saldría en libertad recién a los 80 años y eso sería como una “pena de muerte” más que una “resocialización”, lo cual fue descartado en el fallo.

Según las fuentes, el fiscal Mastorchio valoró como una prueba contundente de que Rojas cometió el ataque el hecho de que se llevó un par de zapatillas de la vivienda y que luego apareció en la casa de la jefa donde trabajaba él. Esa mujer, al enterarse que su empleado había sido detenido como sospechoso, entregó a la Policía el calzado, el cual la única manera de haberlo obtenido era el de haber ingresado a la escena del crimen.

Además, la fiscalía aseguró en su alegato que Rojas también se llevó el celular de Caputa que nunca apareció y con el que después comenzó a enviar mensajes para hacerse pasar por la víctima fatal.

Horas después de haber cometido el doble crimen, el imputado también escribió desde un perfil falso de Facebook y con una foto de su expareja lo siguiente: “Esta chica llamada María Soledad Ortiz anda diciendo que sale conmigo. Tengan mucho cuidado muchachos. Es una mala persona, mala madre, le gusta salir con cualquiera. Al marido lo hizo echar de la casa y le niega ver sus hijos siendo el un buen padre, trabajador y que nunca le hizo faltar nada”.

En los comentarios de la publicación hubo decenas de mensajes de repudio y de pedido de “Justicia” por Caputa y su madre.

La principal hipótesis siempre fue que el ataque sucedió en el marco de violencia de género ya que la exesposa lo había denunciado en reiteradas oportunidades. (DIB) ACR

A %d blogueros les gusta esto: