Pese a presión opositora, Kicillof rechazó abrir gastronomía y construcción privada

Los alcaldes de JpC lo plantearon en el zoom con intendetes del AMBA. Quieren aplicar el mismo creiterio de Horacio Rodríguez Larreta en CABA.

Kicillof y Bianco, en un pasaje del diálogo con los intendentes.

Intendentes opositores del Conurbano le pidieron hoy al gobernador bonaerense, Axel Kicillof, permitir la vuelta de la actividad en locales gastronómicos y las obras de construcción privadas del mismo modo que lo hizo el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien espera una autorización nacional para avanzar.

El pedido se produjo esta tarde en la reunión virtual que Kicillof mantuvo con intendentes del AMBA   y la voz cantante la llevó el alcalde platense, Julio Garro. El planteo fue respaldado por Néstor Grindetti  (Lanús), Diego Valenzuela (Tres de Febrero), Gustavo Posse (San Isidro), Jorge Macri (Vicente López) y Jaime Méndez (San Miguel). Todos son de Juntos por el Cambio.

El reclamo opositor se da en paralelo con el de Rodríguez Larreta, que ya adelantó que pedirá a Nación autorización para abrir esas actividades en la Ciudad Autónoma.

En Provincia, según relató uno de esos alcaldes a DIB, la respuesta ya fue negativa.  “Hubo una negativa rotunda, taxativa, no solo a ese pedido, sino a avanzaren cualquier tipo de flexibilización”, contó el intendente.

De todos modos, entre los opositores quedó flotando una alternativa: que la provincia mañana anuncie la continuidad de la cuarentena como está ahora por otros quince días, pero que avance con una medida suplementaria en la mitad de ese período. Ponen como ejemplo lo que ocurrió con la habilitación para practicar deportes individuales, que con restricciones rige desde el lunes pasado, luego de una semana antes la provincia anunciara que no iba a haber cambios en la cuarentena.

Fuentes del Ejecutivo desconocieron esa posibilidad y enfatizaron que el anuncio se realizará, posiblemente mañana, junto al Presidente Alberto Fernández y a Larreta.

Por otra parte, los opositores mostraron preocupación por las “dificultades en la carga de los datos” epidemiológicos sobre la pandemia y dijeron que el Ejecutivo les indicó que sigue de cerca esa cuestión.

Tal como viene informando DIB, la provincia mira con preocupación la situación no solo del Conurbano, sino especialmente ahora la del interior provincial, algunos de cuyos distritos experimentan un aumento significativo de los contagios.

Ayer, Kicillof se reunión con los alcaldes del interior y acordó con ellos un plan de acción para evitar que esa expansión se consolide.

En la provincia, ayer hubo un récord de 6.628 contagios, con 230.332 confirmados desde que confirmó la pandemia y 173.236 recuperados. Hubo al día de ayer, 4608 muertos. (DIB) AL

A %d blogueros les gusta esto: