Piden la indagatoria de Mauricio Macri por el destino de los fondos del FMI

La presentación la hizo la Procuración del Tesoro, que dirige Carlos Zannini. Es luego de que el expresidente reconociera que el préstamo se usó «para pagarles a los bancos comerciales que se querían ir del país».

La Procuración del Tesoro presentó ante la Justicia un pedido de indagatoria al expresidente Mauricio Macri, en la causa abierta por presunta defraudación al Estado mediante la toma de deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) durante el gobierno de Juntos por el Cambio/Cambiemos.

El planteo fue hecho luego de las declaraciones públicas del ex mandatario, en las que admitió haber entregado a bancos privados el préstamo que contrajo su gestión y que es el mayor que el organismo haya entregado en toda su historia.

“Los dichos del ingeniero Macri en la entrevista periodística vienen a avalar aquella premisa referida a la salida masiva de divisas, acreditada suficientemente con las constancias arrimadas a la causa”, indica el escrito presentado ante la jueza María Eugenia Capuchetti.

Es decir que, “sus propias manifestaciones denotan que el préstamo del FMI fue utilizado, precisamente, para un destino distinto del que fue previsto por el organismo internacional”, añadió el escrito.

Por esta declaración y otras pruebas recogidas, la Procuración sostuvo que “se encuentran reunidos elementos de juicio que justifican que oportunamente se cite a prestar declaración indagatoria a los imputados, en especial respecto del presunto ilícito de malversación de caudales públicos”.

El escrito de diez páginas fue presentado por el procurador del Tesoro, Carlos Zannini, en la causa que a principios de 2021 fue abierta contra el ex mandatario por una maniobra defraudatoria en perjuicio del Estado mediante el acuerdo con el FMI.

Junto con el subprocurador Horacio Pérez Diez, Zannini entregó a la Justicia un pendrive con la entrevista que el ex presidente Macri concedió a un canal de noticias en la que reconoció que el mega préstamo fue utilizado “para pagar a los bancos comerciales que vencían y que se querían ir”.

Además de la supuesta malversación, el escrito advierte que también pudieron haberse cometido “los presuntos lícitos de violación de deberes de funcionario público y defraudación a la Administración Pública Nacional”.

La causa penal fue iniciada luego de que el presidente Alberto Fernández expresara la necesidad de investigar qué pasó con el dinero que el FMI le otorgó al Estado argentino y que no se tradujo en obras ni inversiones productivas para el país.

Según Zannini, Macri “contradictoriamente pretende negar, aunque lo admite luego de manera expresa” el destino del dinero remitido por el FMI: “La generación de activos externos de libre disponibilidad (fuga de divisas)”. (DIB)

A %d blogueros les gusta esto: