Problemas en la banda municipal

Nueve de sus integrantes no seguirían
La situación aún no se conoce de manera oficial, pero las críticas están direccionadas al área de cultura de la comuna. Un intento de cambio de revista de sus veinticuatro integrantes haría que al menos nueve dejen de pertenecer a la formación que surgiera veinte años atrás. Se viralizan rumores y trascendidos que merecerían algún tipo de explicación oficial de las autoridades.

La banda municipal de música de Chascomús fue constituida veinte años atrás, en tiempos de la gestión del ex intendente Norberto Fernandino, y siendo director de Cultura Miguel Nápoli, a cuyo calor surgió la iniciativa, puesta hasta hoy bajo la tutela del profesor Jaime Lareu. Hoy, integrantes de esa formación musical que anima actos institucionales y brinda formación práctica en lo musical a estudiantes del Conservatorio de Música (entidad con la que tiene desde hace años una fluída relación) cuestionan por ahora por lo bajo, las decisiones y sobre todo los manejos de uno de los responsables del área de cultura municipal, Pablo Nápoli, curiosamente hijo de quien fuera el gestor de la Banda Municipal de Música.
De acuerdo a lo que este diario pudo saber, lo que existiría sería un intento de generar un cambio de revista para los veinticuatro músicos que componen la banda. Al haber tomado la decisión la gestión del intendente Gastón de pasarlos a la modalidad de trabajadores jornalizados, algo que se efectivizaría a partir del mes de diciembre, muchos de ellos pasarían a tener incompatibilidades, por ocupar puestos como músicos en otros ámbitos de la provincia de Buenos Aires (por ejemplo el teatro Argentino). Con este panorama, al menos nueve de los músicos dejarían de pertenecer a la banda municipal de nuestra ciudad; algunos de ellos son parte de la misma desde hace más de quince años.
Al no existir una panorama claro sobre los motivos y las razones de esta decisión (las autoridades esgrimirían alguna exigencia del Tribunal de Cuentas de la provincia, pero sin mostrar nada en concreto sobre esto) los rumores y las suspicacias sobre las verdaderas razones que habría detrás de todo esto, se incrementan y potencian.
El panorama es incierto en lo inmediato, sabiéndose por ejemplo que la Banda municipal tiene para los primeros días de diciembre, una presentación, en lo que será el cierre de distintos talleres culturales. Cómo se presentará y con qué músicos en su formación, es hoy una incógnita.
La situación aún no se conoce de manera oficial, pero las críticas están direccionadas al área de cultura de la comuna. Se viralizan rumores y trascendidos que merecerían algún tipo de explicación oficial de las autoridades. Una difusión precisa sobre qué es lo que ha cambiado ahora para obligar a esta decisión, que deja afuera a músicos arraigados a nuestra comunidad -muchos de los cuales son en paralelo, profesores del Conservatorio local- se vuelve imperioso.
Sobre todo para aventar intrigas y comentarios sobre los reales motivos que se persiguen por parte de las autoridades, ya que esos comentarios hablan de la intención de “ubicar” en los lugares vacantes que se generarían, a personas cercanas al gobierno de turno.

 

 

Se el primero en comentar esta noticia

Deja un Comentario

su mail no sera publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.