Provincia adhiere a Ley nacional que impulsa la reducción de los desperdicios de alimentos

En una sesión realizada hoy, la cámara de Diputados convirtió en ley además un proyecto para la gestión digital de estudios médicos.
La cámara de Diputados bonaerense aprobó un proyecto de adhesión a la ley nacional para la reducción de los desperdicios de alimentos, que tiene como finalidad facilitar la donación de comidas que se desecha en distintas etapas de la producción y comercialización de alimentos.
El proyecto, que recibió sanción definitiva, plantea la adhesión a la Ley Nacional 27.454, que crea el Programa Nacional de Reducción de Pérdidas y Desperdicios de Alimentos. Este mecanismo promueve la reducción y eliminación de Pérdidas y Desperdicio de Alimentos (PDA) “a través del empoderamiento y movilización de los productores, procesadores, distribuidores, consumidores y asociaciones; otorgando especial relevancia a la atención de las necesidades básicas alimentarias de la población en condiciones de vulnerabilidad y con riesgo de subsistencia”.
En los fundamentos de la ley, se consignó que según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) “a escala mundial se pierden o desperdician 1.300 millones de toneladas anuales de alimentos producidos para el consumo humano, aproximadamente el 30% de la oferta alimenticia global”.
La normativa sancionada hoy invita además a los municipios “a participar e implementar las políticas públicas para el fomento, desarrollo y promoción de la reducción de pérdidas y desperdicio de alimentos, a través de las acciones locales tendientes a ese fin”.
Gestión digital de estudios
La Cámara baja también convirtió en ley un proyecto que implementa un sistema digital de gestión de estudios médicos de diagnóstico por imágenes y de laboratorios bioquímicos.
El sistema contempla el otorgamiento de turnos en forma electrónica y la disponibilidad de atención telefónica y/o electrónica. Será optativo para los pacientes y engloba a los servicios de diagnóstico y tratamiento por imágenes en establecimientos sin internación y a los laboratorios bioquímicos pertenecientes al sistema de salud público y privado. (DIB)

A %d blogueros les gusta esto: