Provincia avanzará en una ley para abordar todo tipo de violencias contra la mujer

La ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual, Estela Díaz, adelantó que el Gobierno provincial avanzará en una nueva legislación para abordar todo tipo de violencias contra las mujeres y las disidencias sexuales, que trasciendan lo meramente familiar.
Díaz señaló que «se trabajará en una nueva ley para atender cuestiones de violencia que trasciendan lo familiar», ya que se necesita «otro marco normativo para atender todas las violencias: mediática, laboral, institucional, simbólica, obstétrica», enumeró.
Según pudo saber DIB la confección del proyecto comenzará a pensarse en el marco de foros con distintas instituciones y organizaciones con perspectiva de género. «La idea no es derogar la ley vigente, sino sumar una nueva normativa», indicaron fuentes del Ministerio a esta agencia.
Actualmente, en la provincia de Buenos Aires rige la ley de violencia familiar 12.569 que atiende «toda acción, omisión, abuso, que afecte la integridad física, psíquica, moral, sexual y la libertad de una persona en el ámbito del grupo familiar». Mientras que a nivel nacional existe la 26.485, de protección integral a las mujeres. No obstante, el objetivo es que la provincia tenga una nueva legislación propia con el consenso de las organizaciones vinculadas a la temática.
En declaraciones a la prensa, Díaz destacó que se trabaja además en el diseño de un protocolo de mecanismos institucionales para el abordaje de las violencias en el marco de la administración pública. Y dijo que está en agenda la revisión de las licencias por violencia de género, al tiempo que recordó que existe una ley (14.893) que no fue reglamentada por la administración de María Eugenia Vidal.
No obstante, cuestionó que «cuando se piensa en género se hable solo de violencias», ya que «ese es un enfoque que coloca a las mujeres como víctimas y no como sujetas de derechos». En ese sentido, dijo que en el Ministerio de las Mujeres se trabajará fuertemente en las masculinidades, en el marco de la creación de una Dirección de Masculinidades por la Igualdad, que será presentada la próxima semana cuando se conozca la estructura ministerial.
Finalmente, señaló que para los casos de restricción de acercamiento «la idea es cambiar el enfoque», por lo que se trabajará fuertemente en la implementación de tobilleras electrónicas en quienes ejercieron la violencia para dejar de lado de manera paulatina los botones antipánico que deben usar las mujeres. «Hay un proyecto para la producción pública de tobilleras», indicó Díaz. (Fuente DIB)

A %d blogueros les gusta esto: