Provincia suma 250 camas UTI y 1500 trabajadores al sistema de salud

La medida busca evitar el colapso del sistema, tensionado al extremo en varios distritos por el explosivo aumento de casos.

Ante el explosivo aumento de contagios d Covid-19, que puso a varios distritos al borde del colapso de su sustiema de salud, el gobierno bonaerense anunció hoy la incorporación de 250 nuevas camas  de terapia intensiva y 1500 trabajadores, que se incorporarán entre hoy y el final de este mes.

La ocupación actual en las Unidades de Terapia Intensiva (UTI) es hoy del 72 por ciento en el AMBA bonaerense y del 64 por ciento en la Provincia en su conjunto. En este momento, en territorio bonaerense se cuenta con 1.570 camas libres, de las cuales 814 corresponden al Área Metropolitana (AMBA).

Cabe aclarar que el gobierno de la Provincia de Buenos Aires es el único que cuenta con un tablero integrado de ocupación de camas UTI, es decir, con información en tiempo real del nivel de ocupación, tanto en el subsector público como privado.

Con esta nueva ampliación, el sistema público de salud habrá pasado de 883 camas públicas en la pre-pandemia (diciembre de 2019) a 2.433 para mediados de mayo de este año, es decir, un incremento del 275 por ciento en la capacidad de atención de casos graves. Si a esto se suman las 2.206 camas de terapia intensiva del subsector privado de la salud, el total de plazas de UTI en la Provincia alcanzará las 4.639 en total.

Durante la reunión del lunes, encabezada por la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, de la que participaron referentes de la Provincia y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, se planteó la imperiosa necesidad de contar con la información sistematizada de la cantidad de camas disponibles en toda el Área Metropolitana (AMBA), también de las correspondientes a la Ciudad Autónoma, dado que por cercanía comparten situaciones epidemiológicas similares y que conocer el estado de ocupación resulta clave para que el sistema de derivaciones sea ágil y eficiente, sin poner en riesgo la vida de las personas que se enferman.

Al inicio de la pandemia, cuando en los hospitales públicos bonaerenses (provinciales y municipales) había un total de 883 camas de UTI, el gobierno de Axel Kicillof decidió sumar, rápidamente, 1.300 plazas más. Ahora incorpora otras 250 y se encuentra en la búsqueda de mayor cantidad de recursos humanos para poder sumar, a lo largo de este año, otras 400 plazas.

Con un promedio diario semanal que supera los 10 mil casos confirmados, la Provincia está duplicando, prácticamente, las cifras más altas del 2020. En ese contexto, tanto Axel Kicillof como las autoridades sanitarias advierten que la situación actual “tiene más la forma de un tsunami que de una ola”; y en ese sentido es clave que el Estado actúe, pero también “que todos y todas evitemos la circulación y reforcemos las medidas que previenen los contagios”. (DIB) AL

A %d blogueros les gusta esto: