Reclamo de médicos y enfermeras del Hospital Municipal

Han implementado medidas

Circula en las redes sociales un reclamo de médicos/as y enfermeras/os del Hospital Municipal, que a continuación publicamos.
“Como es de público conocimiento los días 20 de Noviembre del año 2020 y el día 27 de Enero del año 2021, el equipo de Médicos de Guardia y el servicio de Enfermería del Hospital Municipal San Vicente de Paul de la ciudad de Chascomús, presentamos en mesa de entrada del Municipio, reclamos por las malas condiciones laborales, los cuales fueron dirigidos al director del nosocomio, secretaria de Salud e Intendencia (números de expediente: 150915 y 151758/P que a continuación se volverán a detallar). Ambos reclamos aún sin contestar.

Se solicitó:
● Aumento salarial retroactivo al mes de diciembre 2020, en un 35% y en su totalidad, equiparando el aumento otorgado por la Provincia de Buenos Aires. Solicitamos asumir el compromiso de planificar un aumento salarial correspondiente al año vigente, ajustado a la inflación del mismo periodo, tanto para personal contratado como en relación de dependencia
● Ajuste del valor del adicional por movilidad contemplando los aumentos generados en el precio de los combustibles.
● Pago en tiempo y forma de todo el equipo de profesionales de la salud, respetando que el mismo es a mes vencido, no debiendo superar el último día hábil del mes correspondiente.
● Respetar el pago completo de las guardias de fin de semanas, no interpretando que las últimas 8 horas correspondientes a la guardia del domingo se deben abonar como día de semana. Exigimos igual monto que corresponde al sábado.
● El municipio debe hacerse cargo de los costos generado para la elaboración de nuestros contratos, como sucede en todos los distritos.
● Incorporación inmediata de tercer médico/a, para todas las guardias (el mismo debe permanecer en la misma guardia y no los consultorios externos).  Es claro el aumento de la demanda de asistencia médica vivida en los últimos 12 meses, a lo cual se suma la ausencia del sector privado, la falta de respuesta por parte del personal médico de PAMI, consultorios externos, hogares de ancianos (municipal y privados). Sin hacer hincapié en la asistencia en vía pública, ruta y domicilios debido a que el funcionamiento del sistema de emergencias (SAME) también es llevado a cabo por el mismo personal de guardia.
●  Disminución del horario laboral para enfermería de 6 hs.
● Pago del título correspondiente a cada enfermero (lo cual incentiva a la capacitación continua).
● Pago de Insalubridad: valorando la pandemia actual para todo el personal de salud y la constante exposición a los domicilios, vía publica, etc.
● Desasistir a tareas que no corresponden a enfermería ni a medicina como el traslado de pacientes a los distintos servicios, etc.
● Condiciones básicas edilicias y sanitarias: exigimos la inmediata resolución con respecto a las habitaciones designadas para el personal médico de guardia. Creemos que en el contexto que nos toca vivir es necesario disponer de una habitación para cada servicio, respetando las medidas sanitarias correspondientes. Las mismas deben ser correctamente higienizadas y contar con cerraduras seguras para poder depositar nuestras pertenencias personales. Asimismo, disponer de un baño en condiciones para su uso (ducha, inodoro y lavatorio) y en su correcto funcionamiento. Ventilación con aire acondicionado frio/calor. Enfermería cuenta con un solo baño en el Guardia, el cual utilizan distintos trabajadores en el correr del día (enfermeros, personas encargadas de la recepción del paciente en ventanilla, personal del teléfono, mucamas, etc.)
● Acondicionamiento del área de Shock room, y del lugar destinado a la preparación de la medicación.
● Se insiste en la necesidad de disponer de agua potable de bidón con su dispenser correspondiente para todos los servicios, y que el aprovisionamiento del mismo esté a cargo del Hospital.
● Reposición de cubiertos, vasos y vajilla en el comedor, asegurando que todo el personal del día disponga de los mismo (se detalla que en el comedor no se cuenta con bacha para lavarlos e insistimos con las medidas sanitarias que deberían cumplirse en el contexto de la pandemia).
Volvemos a expresarnos no solo por la falta de respuesta, sino también porque cada uno de nosotros desea continuar trabajando con la misma vocación con la que iniciamos y elegimos nuestra profesión. Es nuestro deber la atención a cada persona que solicita nuestro servicio, pero debemos hacerlo como corresponde, con todos nuestros derechos garantizados, los cuales ya hace un buen tiempo se ven pisoteados y menospreciados.
Agradecemos los aplausos de la comunidad que tanto se han escuchado y hablado en esta pandemia, “los héroes”, pero no somos eso, somos profesionales de la salud que hoy también les toca luchar por sus derechos laborales porque nadie los tiene en cuenta.
Ha sido un largo camino recorrido estos últimos 12 meses para todos nosotros, con momentos de mucha tensión, angustia y con el temor de regresar a nuestros hogares, exponer a nuestros seres queridos, pero supimos en todo momento estar a la altura de la situación, asumiendo con total responsabilidad nuestro rol. Comprendimos que era el momento de actuar, no de exigir.
Creemos que las condiciones están dadas para el cumplimiento de nuestro reclamo, que no es más que pelear por condiciones dignas de trabajo y con un sueldo acorde al mismo.
Debido a la persistente falta de respuesta a los reclamos planteado, el personal de salud del hospital decide:
1- Atención mínima e indispensable (solo para situaciones que comprometan la vida de manera inminente, códigos rojos) por parte del personal de guardia, incluyendo la ambulancia. Se hace efectivo el día de la fecha
2- Paro total de la guardia a partir del 15/02/2021 de continuar el silencio por parte de los destinatarios del reclamo”.

A %d blogueros les gusta esto: