Reflotaron parcialmente el barco que bloquea el Canal de Suez

El organismo egipcio que administra el canal dijo que la popa del barco, que estaba encallada en una orilla, fue sacada parcialmente de la ribera, aunque el buque permanecía atascado en el canal.

Ingenieros reflotaron parcialmente este lunes el enorme barco portacontenedores que sigue bloqueando el Canal de Suez, aunque todavía falta hacer «lo más difícil» antes de poder despejar esta ruta marítima clave, informaron autoridades.

El organismo egipcio (SCA) que administra el canal dijo que la popa del barco, que estaba encallada en una orilla, fue sacada parcialmente de la ribera, aunque el buque permanecía atascado en el canal.

El avance de las operaciones auguraba una rápida salida de la crisis, que desde el martes pasado está causando pérdidas millonarias.

Pero según Royal Boskalis, la empresa matriz de la firma holandesa contratada para ayudar a desbloquear el colosal navío, todavía queda lo peor por hacer.

«La buena noticia es que la popa está despejada, pero eso era lo que considerábamos la parte fácil. El reto sigue siendo la parte delantera», dijo su director ejecutivo, Peter Berdowski a la radio pública holandesa.

Cuando se logre desencallar el navío, que tiene paralizado el tráfico marítimo desde el martes pasado, se necesitarán «alrededor de tres días y medio» para que todos los buques en espera puedan cruzar, dijo Osama Rabie, de la Autoridad del Canal (SCA)

«La posición del navío fue reorientada en un 80% en la dirección correcta», afirmó el almirante Rabie, precisando que «la popa del navío se alejó 102 metros de la orilla, cuando antes estaba a solo cuatro metros».

El responsable también aseguró que el inicio de la operación para desencallar el inmenso buque se estaba haciendo «con éxito», informó la agencia de noticias AFP.

«Las maniobras para reflotarlo se reanudarán cuando aumente el nivel del agua de nuevo», explicó el almirante, añadiendo que en ese momento el nivel del agua subirá lo suficiente «para reflotar totalmente el buque y colocarlo de nuevo en el medio de la vía».

Poco antes, la empresa naviera japonesa Shoei Kisen, propietaria del portacontenedores confirmó que el Ever Given había «girado» pero que todavía «no flotaba».

En total, 425 buques estaban atrapados el lunes a ambos lados y en el centro del canal que une el mar Rojo y el Mediterráneo.

En total, 425 buques estaban atrapados el lunes a ambos lados y en el centro del canal que une el mar Rojo y el Mediterráneo, según la revista especializada Lloyd’s List.

El Ever Given -de 400 metros de eslora y 220.000 toneladas- está atascado en diagonal desde el martes en el canal y bloquea completamente esta vía de agua de unos 300 metros de ancho que es una de las más transitadas del mundo.

Por el Canal de Suez circula en torno al 10% del comercio marítimo internacional y cada día sin actividad supone importantes retrasos y costes.

Imágenes aéreas mostraban la popa del Ever Given alejada de orilla oeste del canal, y también varios remolcadores que operaban alrededor del mastodonte, informó AFP.

Según un responsable del canal que requirió el anonimato, «los equipos en el lugar efectuaron controles técnicos y se aseguraron de que el motor del navío funcionaba».

Numerosos remolques y dragas para aspirar la arena debajo del navío han sido movilizados en las operaciones.

El remolcador holandés Alp Guard llegó a anoche y el italiano Carlo Magna hoy por la mañana, según las webs de visualización del tráfico marítimo.

El domingo por la mañana, ya se habían retirado unos 27.000 metros cúbicos de arena, a una profundidad de 18 metros, precisó el portavoz de SCA, George Safwat.

Pero las autoridades reconocen que hay dificultades debido a la naturaleza rocosa del fondo.

El valor total de las mercancías bloqueadas o que tienen que tomar una ruta alternativa difiere según las estimaciones: desde 3.000 millones de dólares diarios según Jonathan Owens, experto en logística de la universidad británica de Salford, hasta 9.600 millones según Lloyd’s List.

Las autoridades del canal subrayaron por su parte que Egipto pierde entre 12 y 14 millones de dólares por día de cierre.

Aunque en un principio se atribuyó el incidente a los fuertes vientos combinados con una tormenta de arena, Rabie no descartó el sábado que un «error humano» haya provocado el incidente. (Fuente: Infobae)

A %d blogueros les gusta esto: