Rehabilitarán desde el sábado la reunificación familiar para que ingresen al país extranjeros que son parientes directos de argentinos

El trámite se había interrumpido el 28 de junio. Deberán acreditar el vínculo ante las aerolíneas que los trasladen. Estará disponible para quienes sean madres, padres, hijos, hermanos o convivientes de un residente en nuestro país

La Dirección Nacional de Migraciones (DNM), dependiente del Ministerio del Interior, habilitará nuevamente a partir del sábado 7 de agosto la reunificación familiar, el trámite que permitirá el ingreso al territorio nacional de extranjeros que sean familiares directos de argentinos y que puedan acreditar tal circunstancia. Esta posibilidad estaba restringida desde el 28 de junio.

La decisión fue confirmada a Infobae por la titular de ese organismo, Florencia Carignano. De esta manera, los parientes directos de argentinos o residentes en el país que pretendan ingresar al territorio nacional alegando cuestiones de reunificación familiar, ya sea por vínculo directo con nacional argentino nativo o extranjero residente, podrán concretar el trámite ante la empresa transportadora correspondiente, ya sea una aérea o fluvial (como en el caso de quienes arriben por Buquebús).

La determinación que adoptó Migraciones se vincula con la mejor conducta que mostraron quienes volvieron del exterior durante las últimas semanas. La baja de un 40% a un 10% en el cumplimiento de las cuarentenas obligatorias permitieron controlar la expansión de nuevas variantes del coronavirus, como la Delta. Además, durante el pasado mes de julio, según fuentes del Gobierno Nacional, se pudo avanzar con la vacunación de más de 12 millones de personas, al menos con una dosis, que servirá para afrontar con mejores perspectivas la posibilidad de una tercera ola de la pandemia.

La reunificación simplificada se encontrará disponible desde el sábado 7 de agosto. Para su implementación, los familiares directos de argentinos y residentes (padres, hijos, hermanos y/o cónyuges), deberán presentar ante las aerolíneas el certificado de nacimiento, matrimonio o de convivencia que compruebe el vínculo directo con el ciudadano argentino (debidamente apostillado o legalizado según corresponda) y la copia del DNI argentino del familiar.

Las personas que ingresen al país deberán realizarse una PCR en el lugar de origen 72 horas antes del abordaje y adjuntar el resultado negativo a la declaración jurada. Asimismo, deberán contratar un seguro médico COVID. Al llegar, se realizarán un test de antígenos en el aeropuerto al que arriben que de resultar negativo les permitirá completar el aislamiento obligatorio según lo determine la jurisdicción donde fije domicilio. Por último, 7 días después del arribo deberán hacerse un nuevo análisis PCR.

Esta opción se encontrará disponible solo al realizar el arribo por los corredores sanitarios habilitados: Aeroparque Jorge Newbery, Aeropuerto de San Fernando, Aeropuerto Internacional de Ezeiza y Puerto de Buenos Aires (Terminal de Buquebús).

Antes, el trámite de la reunificación familiar se efectuaba en los respectivos consulados donde se tramitaba una visa que costaba 700 dólares. Por la pandemia, Migraciones decidió simplificarlo: luego de la presentación de los documentos avalados por la empresa aérea que los embarcó que acreditan el vínculo con un ciudadano argentino cada extranjero deberá abonar $ 9.000 en concepto de desembarco provisorio.

Los extranjeros que podrán retornar al país tienen que demostrar un vínculo directo con el ciudadano argentino: madre, padre, hijo o hermano. En el caso de ser convivientes, la declaración de dos testigos que certifiquen esa relación.

“Tuvimos que tomar medidas porque el nivel de incumplimiento de la cuarentena de quienes ingresaban al país llegaba al 40% y nos ponía en riesgo a todos. Gracias a las constataciones presenciales de domicilio logramos bajar esa cifra al 10%. Además, en estas semanas que ganamos al ingreso de la variante Delta se avanzó en la aplicación de 12 millones de vacunas más. Es por esto que hoy podemos, de forma gradual, empezar a flexibilizar algunas medias empezando por priorizar las familias”, destacó Carignano.

El Gobierno de Alberto Fernández, la última vez que prorrogó el DNU con restricciones que vence este viernes 6 y que incluyó la decisión administrativa 683/2021, había dispuesto un cupo semanal para el ingreso de los argentinos que estaban en el exterior. En la semana del 10 al 16 de julio esa cantidad fue de 5.200 pasajeros, pasó a 6.300 en la del 17 al 23 de julio y se amplió a 7.000 personas en cada una de las dos semanas siguientes.

Habrá que esperar hasta mañana pero esta decisión que adoptó Migraciones es un indicador de que el número de argentinos que podrán retornar desde el sábado es posible que se amplíe.

Por otro lado la Directora Nacional de Migraciones reiteró un pedido a las provincias y al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires: “Necesitamos que las provincias y la Ciudad Autonóma de Buenos Aires sigan intensificando los controles del aislamiento obligatorio de manera presencial. Esto nos permitiría traer a los argentinos en el exterior más rápido y de forma segura para todos. Ya vimos, como el caso de Córdoba, el desastre que una persona que incumple puede generar”.

Hasta el momento, Argentina mantiene la suspensión de las autorizaciones y permisos relativas a las operaciones de transporte aéreo de pasajeros y pasajeras en vuelos directos que tengan como origen o destino el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte y países del continente africano y como origen Brasil, Chile e India.

(Fuente: Infobae)

A %d blogueros les gusta esto: