Renovar la esperanza de un futuro mejor

CORREO DE LECTORES

El año 2019 termina y con él un ciclo de cuatro años que puso a los argentinos y argentinas en una situación de gran vulnerabilidad, como hacía años no vivíamos en nuestro país. Pasamos un período de luchas y resistencias, saliendo a la calle contra el ajuste, los despidos, los tarifazos, denunciamos el cierre de fábricas, la necesidad alimentaria, la emergencia habitacional; estuvimos en los comedores y merenderos, realizamos colectas, canalizamos, por todos los medios a nuestro alcance, las demandas de quienes más necesitan de nuestra solidaridad. Hoy lo seguimos haciendo y vamos a seguir haciéndolo todo lo necesario.
Sin embargo, estamos iniciando una nueva etapa en nuestra historia y este final de 2019 nos encuentra renovando la esperanza de un futuro mejor y protagonizando una época que pretende poner a la Argentina de pie. Hoy nos sentimos convocades por un proyecto político que nos habla de solidaridad, de poner por delante los intereses de quienes más necesitan, que nos invita a reflexionar respecto a que no se puede hablar de meritocracia en un país con desigualdad, que nos convoca a lograr que ningún argentino y argentina pasen hambre, que sostiene con firmeza que paguen más les que más tienen y que nos manifiesta que de esta situación se sale Juntas Juntos Juntes.
Movidos por la convicción de que otra Argentina es posible, nos sentimos iniciando un proceso de recuperación y de reconstrucción. Tenemos la certeza de que, como dice Alberto, «entre todos, (podemos ) construir la Argentina que soñamos»; y que, el deseo de Cristina, y el de tantos de nosotros y nosotras, de construir un país «con trabajo y oportunidades, sin exclusión», puede ser una realidad.
Hace tiempo, en la Plaza de los dos Congresos Néstor nos habló a les militantes, y nos impulsó a militar, a opinar, a ser transgresores, a ganar las calles, a hacer un cambio en paz y en democracia como su generación no había tenido. Tenemos la oportunidad de conseguirlo.
Nosotros creemos en el amor y en la felicidad del pueblo. Sabemos, además que, para lograrlo, es necesario definir prioridades. Como Evita nos reveló: «No puede haber amor donde hay explotadores y explotados. No puede haber amor donde hay oligarquías dominantes llenas de privilegios y pueblos desposeídos y miserables».
En este fin de año, en el que paradójicamente comienza un nuevo ciclo, ratificamos el compromiso de aportar toda nuestra militancia, todas nuestras ideas, todos nuestros proyectos para erigir este nuevo rumbo, que tiene como horizonte desarrollar políticas en favor del conjunto del pueblo argentino. Por eso, nos apropiamos y hacemos carne la exhortación más sincera, de Juan Domingo Perón, «para que juntos alcancemos la paz necesaria que nos permita trabajar unidos y solidarios por una Argentina socialmente justa, económicamente libre y políticamente soberana».
¡Felicidades para todos y todas! Les desea el colectivo militante Casa compañero Néstor Kirchner.

Casa Compañero Néstor Kirchner (CCNK)

A %d blogueros les gusta esto: