Rodrigo Noya reveló que no cobró nada por sus participaciones en “Agrandadytos”

Veinte años después
El actor saltó a la fama en 1999, cuando fue una de las figuras principales del programa: “Pedíamos por favor que nos pagaran los viáticos”.

Es una de las revelaciones del Súper Bailando pero su popularidad en el medio no es nueva. Rodrigo Noya (25) tiene una larga carrera artística que arrancó a sus 4 años, cuando se hizo famoso por sus apariciones en Agrandadytos, el ciclo que Dady Brieva (62) condujo por la pantalla de El Trece entre 1999 y 2000.
Quizás por eso, las recientes declaraciones del actor sobre sus inicios en la televisión sorprendieron a todos. Es que el concursante de ShowMatch reveló en una entrevista para El Espectador (CNN Radio Argentina) que nunca le pagaron por participar en el programa conducido por el Midachi.
«Bailo bien porque tengo oído y memoria. La exposición que te da el Bailando no la vivía desde muy chico», arrancó diciendo Rodrigo en su visita al programa que conducen Ángel de Brito (43), Pía Shaw (40) y Pilar Smith (44).
Entonces, el joven actor y papá de Bautista (2) habló de los sacrificios que hicieron sus padres para viajar con él y su hermana Agustina (23) desde Chascomús hasta Capital Federal y así participar del programa infantil que fue furor a finales de los 90.
No nos pagaban por ir al programa. Me acuerdo poco de las grabaciones. Fue durante dos años que veníamos una vez por mes y mis papás no tenían un peso», comenzó diciendo el participante de ShowMatch.
Y completó: «Mi mamá buscaba las monedas para pagar los
peajes desde Chascomús a Capital. Cuando nos decían que
fuéramos más seguido pedíamos por favor que nos pagaran los viáticos».
«¿Si elegí estar en la tele a los cinco? En realidad tenía todavía cuatro.
Y fue así. Mi hermana y yo éramos muy despiertos y nos
grababan mucho. A mis viejos no les caía bien la idea de la tele, pero unos amigos de ellos mandaron una discusión de hermanos grabada y nos llamaron de Agrandadytos», le dijo Noya a Clarín en una entrevista realizada durante la última temporada de verano.
Entonces, el actor, quien siempre será recordado por las escenas de celos que le hacía a su hermana de niño, también recordó sus viajes desde Chascomús a la Ciudad de Buenos Aires.
«Muchas cosas no las recuerdo o las voy recordando cuando me vuelvo
a mirar. Venir a Buenos Aires a grabar era un sueño, la
posibilidad de ir al shopping, al cine, salir al mundo», indicó.
(Fuente: Clarín)

A %d blogueros les gusta esto: