Rusia aprobó el control de calidad para la Sputnik V producida en la Argentina

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, anunció que el Instituto Gamaleya aprobó los resultados del control de calidad de los componentes de la vacuna Spuntnik V producidos en el laboratorio Richmond, de la Argentina, con lo cual el país será «parte de la cadena de producción» de la vacuna rusa.

«El Instituto Gamaleya ha confirmado el control de calidad satisfactorio de tres lotes de cada uno de los componentes de la vacuna Spuntik. Vamos a avanzar en que Argentina sea parte de la cadena de producción de la vacuna», dijo la ministra en rueda de prensa en Casa de Gobierno.

 

En un comunicado, el ministerio de Salud informó que «se avanzará en la importación de antígenos de los componentes 1 y 2» de la vacuna Sputnik V para avanzar en su fabricación local.

El anuncio de Vizzotti fue una virtual luz verde para que arribe a la Argentina el componente activo de la vacuna, en una fecha que el gobierno estimó para alrededor del 7 de junio. Al respecto, el presidente Alberto Fernández afirmó este martes que “si las cosas salen como están previstas, a partir de junio tendríamos que tener más de 2 millones de dosis de Sputnik fabricadas en Argentina”.

Cómo será la fabricación de la Sputnik V en la Argentina

El acuerdo para que Richmond elabore Sputnik V fue anunciado a finales de febrero pasado por el propio laboratorio, que en esos días suscribió un Memorándum de Entendimiento con el Fondo de Inversión Directa de Rusia (DRIF).

Lo hará en asociación con Hetero Labs Limited de India y por eso el anuncio fue junto con una carta dirigida a la bolsa en la que cotizan las principales empresas del país.

Ese fue el puntapié inicial del proceso de negociaciones tras el cual la Argentina se convertirá en el primer país de Latinoamérica en producir la vacuna del Instituyo Gamaleya, que a lo largo de estos meses demostró estar entre las principales del mundo por su 97,6 por ciento de efectividad.

En los países que fue analizada, la vacuna superó los estándares de exigencia y echó por tierra las críticas de la oposición de derecha argentina que la calificó de “veneno” y hasta denunció al presidente Alberto Fernández de “envenenamiento” contra la población.

Lo que hará Richmond es recibir de parte del Gamaleya y el DRIF la sustancia activa para que su proceso sea concluido en la Argentina.

El objetivo de las 5 millones de dosis mensuales

«Será una gran oportunidad para avanzar en la lucha contra la pandemia no solo en Argentina sino también en América Latina», valoró Marcelo Figueras, titular de Richmond Argentina.

De esta manera, la Argentina ingresará al selecto grupo de 12 países que actualmente producen vacunas contra el coronavirus. China y Estados Unidos son los que encabezan el nivel de producción, seguidos por Alemania, Bélgica, India y Reino Unido.

 

El empresario aseguró que, luego del primer millón de vacunas que se fabricarán en el país, la producción avanzará hasta llegar “a las 5 millones de dosis mensuales”. Una cantidad con la que la Argentina no solo podrá autoabastecerse sino también proveer a los países del continente interesados en adquirir la Sputnik.

Llegan más dosis de Sputnik

Por otra parte, en la conferencia de esta mañana, Vizzotti destacó que este jueves arribarán al país 800 mil dosis del primer componente de la vacuna Sputnik V y anticipó que otro vuelo saldrá «esta semana» para ir a buscar a Moscú 100 mil primeras dosis y 400 mil del segundo.

(Fuente: Página 12)

A %d blogueros les gusta esto: