Salidas recreativas y reapertura de comercios, la propuesta que Larreta le llevó al Presidente

Flexibilización del aislamiento

 

El plan fue presentado por el jefe de gobierno porteño en una reunión que se extendió por 45 minutos en la Quinta Presidencial de Olivos. También se confirmó la intención de implementar el sistema «para llevar» en restaurantes

La propuesta que Horacio Rodríguez Larreta llevó al presidente Alberto Fernández para la nueva etapa de la cuarentena en la ciudad de Buenos Aires incluye la posibilidad de permitir «salidas recreativas» y la apertura de comercios como kioscos, librerías, mueblerías, jugueterías y empresas de mudanza.
Así lo revelaron a Télam fuentes del Gobierno porteño, que además confirmaron la intención de implementar el sistema «para llevar» en los restaurantes, que permite al cliente retirar la comida en el local gastronómico; y la habilitación de las obras en construcción del sector privado, aunque solo para «excavaciones y demoliciones».
El plan fue presentado por Rodríguez Larreta en una reunión que se extendió por 45 minutos en la Quinta Presidencial de Olivos, donde también estuvo presente el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y continuó al encuentro de ayer en Casa Rosada para analizar la flexibilización de la cuarentena dispuesta por la pandemia del coronavirus desde el 20 de marzo.
«Todas estas nuevas medidas están siendo consensuadas conjuntamente entre Nación, Ciudad y Provincia teniendo una mirada muy especial en la región Área Metropolitana», indicaron desde el gobierno porteño en referencia a la región que concentra la mayoría de contagios de Covid-19.
En ese sentido, explicaron que las propuestas en análisis para la nueva etapa tienen en cuenta «la densidad poblacional y la cantidad de personas que involucran cada uno de los rubros» que estarán alcanzados.
No obstante, remarcaron que se «tomará como referencia que si la situación sanitaria empeora, se volverá a una cuarentena restrictiva».
La próxima fase en la Ciudad, en tanto, retoma la idea planteada ya semanas atrás por el Gobierno nacional para habilitar las salidas de esparcimiento diarias para las personas en un radio no mayor a 500 metros de sus domicilios y por un lapso de una hora.
La medida, por entonces, fue desestimada por la Ciudad de Buenos Aires junto con las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe, entre otras, no obstante ahora se estudia que puedan realizarse los paseos recreativos «teniendo en cuenta días y horarios en que no haya tanta gente en la calle».
Por otra parte, el Gobierno porteño planteó una flexibilización de algunas actividades comerciales como kioscos, librerías, mueblerías, decoración, jugueterías, ferreterías y empresas de mudanzas, las que podrán volver a funcionar «regidas por protocolos» que contemplarán los recaudos y medidas sanitarias para cumplir con distanciamiento y evitar contagios.
Asimismo, se confirmó la iniciativa para que los restaurantes que ya realizan reparto a domicilio puedan incorporar el sistema “para llevar”, que habilita a los clientes a ir al local a retirar el pedido; mientras que para el sector de la construcción se permitirá la reactivación sólo «de las excavaciones y demoliciones para evitar derrumbes». (Telam)

A %d blogueros les gusta esto: