Se avecinan los autotest para realizar el control de COVID19

Informó FM Por Siempre 97.3, que María Celilia Anchordoquy, titular y propietaria de Farmasur, dijo que la ANMAT se encuentra trabajando para generar 4 tipos de estos autotest, pero por ahora no se sabe exactamente el tiempo que llevara a estos estén disponibles en las farmacias.
Al respecto el protesorero de la Confederación Farmacéutica Argentina (Cofa), Ricardo Pesenti, estimó que «en los próximos quince días» estarían disponibles los autotest.
Pesenti explicó que una vez que los autotest entren al país y sean liberados por la Aduana y Anmat, «la idea es que la distribución la hagan las droguerías integrales que vienen todos los días a las farmacias; desde ese punto de vista la misma es rápida».
«Cuando dispensamos un test vamos a recabar datos básicos del paciente que los va a utilizar, lo vamos a asociar a un número de serie que va a tener cada una de las cajitas y le vamos a dar cada uno de los pacientes un código QR».

Y agregó: «Cuando el paciente se haga el autotest en su casa, con el teléfono simplemente tomando la imagen el código QR le va a salir en la pantalla la posibilidad de contestar el resultado y lo manda a la farmacia».
«Lo único que pide el Ministerio es que asociemos cada una de las series a un DNI y la farmacia levanta todos los datos», afirmó el profesional y remarcó que es la única manera de que Argentina «mantenga los datos epidemiológicos, si no se pierde».
A su vez, aclaró que en el caso de que se compre el test para usarlo más adelante, también está en la página web la «posibilidad de contestarle a la farmacia que el test la va a diferir en el uso».
«Entonces ahí queda pendiente en el sistema, cuando se lo utiliza mandará el resultado y nosotros se lo informaremos al Ministerio», detalló.
Consultado sobre el valor de estos productos, el integrante de Cofa dijo que «todavía no se sabe» y afirmó que esperan tener «en el día de hoy o mañana un aproximado».
Por otro lado, advirtió sobre la diferencia entre los autotest aprobados y los que actualmente se están vendiendo «en algunas farmacias de la Ciudad de Buenos Aires que son de uso profesional».
«No se deberían estar vendiendo al público, son exclusivos para que la toma la haga un profesional médico», alertó e indicó que «la toma de muestra es muy distinta; son nasofaríngeos y hay que hacer una toma mucho más profunda».
En cambio, los cuatro test de autoevaluación aprobados ayer necesitan de una muestra «nasal y no tan profunda, a lo sumo dos centímetros», explicó Pesenti.
Y detalló: «Vienen con una sensibilidad un poquito mayor porque con poca muestra lo detecta igual».
Por último, señaló que los farmacéuticos darán a los pacientes «los consejos necesarios», ya que estos autotest «no se pueden hacer en cualquier momento porque los negativos pueden ser falsos negativos».

A %d blogueros les gusta esto: