Se profundiza la interna radical en pleno año electoral

Tras la ruptura de Cambiemos en Córdoba

Se cruzaron Morales y Lousteau que se encuentran en las antípodas en cuanto a la idea de enfrentar o no al presidente – Empujan una candidatura de Lousteau: Ramón Mestre, Ricardo Alfonsín, Enrique “Coti” Nosiglia, Rafael Pascual, Jorge Sappia y Federico Storani, entre otros
La posibilidad de enfrentar con candidato propio a Mauricio Macri en la primaria presidencial de Cambiemos está alterando los nervios del radicalismo.
Ayer se cruzaron Martín Lousteau y Gerardo Morales, que se encuentran en las antípodas en cuanto a la idea de enfrentar o no al presidente.
La primera piedra la lanzó el gobernador de Jujuy, que desde la semana pasada cuando anunció que se despega de Macri y desdobla las elecciones en su provincia se muestra mucho más afín a la Casa Rosada, con un mensaje contrario a competir en las PASO.
En una entrevista con Clarín, el jujeño salió a atacar a los radicales que promueven la interna y que levantaron en las últimas semanas el tono de las críticas contra el gobierno. El mandatario dijo que algunos promueven la primaria “con mala fe (…) como una vía para que el radicalismo deje la coalición” gobernante. Agregó, además, que Macri ganaría “por paliza” esa disputa.
Luego se refirió directamente a Lousteau. “Tiene un perfil de una construcción personal más que colectiva, no se me pasó nunca por la cabeza que pueda ser candidato”, lo ninguneó. Luego, afirmó que los radicales más críticos de la Casa Rosada “son los que no tienen muchos votos”.
Quién salió a responderle a Morales fue la diputada Carla Carrizo, una de las más cercanas a Lousteau. “¿Valen más los votos de Jujuy que los de Capital? Creemos que los votos de todos los argentinos valen igual”, escribió antes de recordarle que el ex ministro sacó en las elecciones de 2017 más votos que él en la de 2015 cuando fue electo gobernador. “¿Cuántos más necesitamos para tener en el Radicalismo derecho a la palabra?”, ironizó.
El trasfondo de este intercambio es que Morales lidera el grupo de radicales que no quieren ir a una interna (también la rechazan Mario Negri, Jesús Rodríguez y José Corral, entre otros) y buscan bloquear a los “rebeldes”. Este grupo quiere llevar la convención nacional de abril a Jujuy, donde el gobernador podría manejar los hilos.
En el sector de los que quiere la interna, y que empuja una candidatura de Lousteau, están el cordobés Ramón Mestre, el referente porteño Emiliano Yacobiti, el ex diputado Ricardo Alfonsín, los históricos Enrique “Coti” Nosiglia, Rafael Pascual y Federico Storani, el titular de la Convención Nacional Jorge Sappia, y la Juventud Radical. Este grupo quiere evitar que la convención se realice en Jujuy.