Se recordó el Día Mundial del Corazón

Cada año el 29 de septiembre, desde el año 2.000, la Federación Mundial del Corazón, con el apoyo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) designo este día, el Día Mundial del Corazón con el objetivo de concienciar sobre las enfermedades cardiovasculares, su prevención, control y tratamiento.
La enfermedad cardiovascular es la principal causa de muerte en todo el planeta. Y puede estar originada por múltiples factores: desde el tabaquismo a la diabetes pasando por la presión arterial alta y la obesidad, la contaminación del aire o patologías menos comunes, como la enfermedad de Chagas o la amiloidosis cardíaca.
Para los 520 millones de personas que viven con enfermedades cardiovasculares, la pandemia de la COVID-19 ha sido sobrecogedora, han corrido más riesgo de desarrollar complicaciones si se contagiaban del virus. Por ello, muchas de ellas han tenido miedo de acudir a sus citas médicas rutinarias e incluso de buscar asistencia médica en situaciones de emergencia y se ha aislado de sus amigos y familiares.
Existen muchas enfermedades o afecciones del corazón, aunque las más comunes son:
*Ataque al corazón o infarto de miocardio: se caracteriza por el estrechamiento de los vasos sanguíneos encargados de llevar sangre al corazón.
*Enfermedades cerebro vasculares: son causada por un sangrado intracerebral o por un coágulo de sangre depositado en el cerebro.
*Hipertensión: es la presión arterial alta y se trata de uno de los mayores riesgos de padecer un infarto.
*Angina de pecho: es un tipo de dolor de pecho provocado por la reducción del flujo sanguíneo al corazón.
*Arritmia: es una alteración del ritmo cardíaco.
*Insuficiencia cardíaca: sucede cuando el corazón no es capaz de bombear la sangre suficiente para cubrir las necesidades del organismo.
Podemos evitar los problemas cardíacos comenzando a prestarle atención y cambiar algunos hábitos en nuestra vida como, por ejemplo:
*Cocinar y comer sano: dieta mediterránea evitando el consumo de grasas saturadas y aumentando la ingesta de omega 3 y pescado.
*Hacer ejercicio físico, al menos media hora diaria.
*Limitar el consumo de sustancias perjudiciales como la sal, el tabaco o el alcohol.
*Controla el colesterol.
*Controlar el peso. La obesidad es un riesgo cardiovascular importante.
Por ello, con motivo del Día Mundial del Corazón, que se celebra el 29 de septiembre, queremos que USES tu CORAZÓN para conectarte y tener una vida mucho más saludable.

A %d blogueros les gusta esto: