Se recordó el Día Mundial del Lavado de Manos

El Día Mundial del Lavado de Manos, celebrado el 15 de octubre, es un llamamiento para concienciar a la población de que la higiene con agua y jabón puede salvar muchas vidas.
Al respecto, la municipalidad de Chascomús señaló que a través de la Secretaría de Salud Pública y la Subsecretaría de Descentralización de Salud Pública, durante este año se trabajó en las dependencias municipales concientizando a los empleados sobre la importancia y el correcto lavado de manos, colocando en las diferentes áreas municipales dispensers de jabón y alcohol para una correcta higiene durante el horario laboral.
El primer Día Mundial de Lavado de Manos se llevó a cabo en 2008 proclamada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y desde entonces, se celebra en 70 países de los cinco continentes con millones de personas que muestran la gran importancia y el valor de lavarse las manos y más aún en la pandemia del COVID-19.
Cabe mencionar que es una oportunidad para diseñar, probar y replicar formas creativas de alentar a las personas a lavarse las manos con jabón en momentos críticos.
La celebración del Día Mundial de la Higiene de Manos vuelve a subrayar en 2021 la importancia de una correcta higiene de manos durante la asistencia sanitaria para evitar infecciones en el punto de atención al paciente, además es una de las maneras más efectivas y económicas de prevenir enfermedades diarreicas e infecciones respiratorias agudas.
El objetivo de este día es procurar que en todo el mundo la práctica de la higiene de las manos sea algo regular, destacando su importancia, en el contexto de la pandemia de COVID-19.
Cómo lavar correctamente las manos
El correcto lavado de manos puede evitar el coronavirus y otras enfermedades, ya que son la principal vía de transmisión de gérmenes y su higiene es el método más eficaz para impedirlo.
El lavado debe durar entre 40 y 60 segundos, para ello es necesario mojar las manos con agua, depositar una cantidad de jabón suficiente y frotar las palmas entre sí para luego hacerlo entrelazando los dedos.
Acto seguido, frotar el dorso de las falanges de una mano con la palma de la otra, los pulgares con rotación, las uñas, enjuagarse con agua, secar las manos con un paño descartable y cerrar la canilla con una toalla.
Lavándonos las manos correctamente con agua y jabón en momentos claves del día: antes de cocinar o preparar alimentos, antes de comer y después de ir al baño o de limpiar a un bebé, después de toser o estornudar, podemos evitar la propagación de muchas enfermedades que atacan principalmente nuestro sistema digestivo, pero que puede terminar comprometiendo otras partes del organismo.

A %d blogueros les gusta esto: