Sergio Berni criticó a los intendentes de Cambiemos que anunciaron que comprarán pistolas Taser

El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, criticó a los intendentes de Juntos por el Cambio que aseguraron que comprarán pistolas Taser. En ese sentido, señaló que no le corresponde a los municipios tomar ese tipo de decisiones en las policías locales que están bajo responsabilidad de la bonaerense.

«Si quieren comprar las pistolas, las pueden comprar, pero las van a usar los funcionarios», ironizó el funcionario que llamó a Radio La Red, minutos de una entrevista al secretario de Seguridad y jefe de Gabinete de Lanús, Diego Kravetz, en la misma emisora.

Además del municipio conducido por Néstor Grindetti, otros intendentes aseguraron que planean hacerse de las pistolas con descarga eléctrica no letales: Julio Garro (La Plata), Diego Valenzuela (Tres de Febrero) y Jorge Macri (Vicente López). Además el vicejefe de gobierno porteño y ministro de Seguridad, Diego Santilli, había anunciado la misma intención luego del asesinato de un policía en manos de un hombre en Palermo.

Berni aseguró estar sorprendido por la decisión de los intendentes y dijo: «Tenemos que dejar de hacer un poco de demagogia y comenzar a pensar en un plan integral de seguridad y cómo aplicarlo. Lanús puede comprar todas las pistolas que quiera, pero no sé con quién las va a usar. Acá el que conduce la policía bonaerense y desarrolla el plan de seguridad es el ministro de Seguridad de la Provincia, no el municipio».

Y continuó: «Debemos de dejar de ver las encuestas para saber qué tenemos que decir a la mañana. No podemos ver las encuestas y decir ‘queremos las Taser’. Hay que tener un baño de razonabilidad y comenzar a pensar políticas de largo plazo. No hay políticas de largo plazo porque cada uno lleva agua para su molino y no piensa en el bien general».

Berni además habló sobre otra cuestión que generó debate estos últimos días en torno al tema: el precio. El secretario de Seguridad de Lanús dijo en la entrevista que las 30 unidades que planeaban comprar rondaban entre los 500 y 700 dólares, según los accesorios que ellos consideraban adecuados.

A lo que el ministro le respondió: «No tiene idea ni del precio de las Taser, tiene un desconocimiento total. No importa cuánto valen, sino cómo vienen equipadas y cómo se usan. Las pistolas han cambiado la tecnología».

Y agregó: «El policía que porta una Taser a partir del momento que desenfunda, enciende una alarma en el comando y no solo graba audio, también graba video. El problema no es cuánto vale, sino cuánto cuesta entrenar a un policía para que la use. No es lo mismo entrenar a un policía con un arma de fuego, que la munición es muy barata, que un cartucho de Taser que sale muy caro».

Por otro lado, Berni habló sobre las pistolas de descarga eléctrica que había comprado el gobierno de Mauricio Macri en el último año de su mandato y que luego, la ministra de Seguridad Sabina Frederic derogó el reglamento que permitía su uso.

«Las Taser que fueron para el GEOF, la ministra se había comprometido a entregarlas a la Provincia de Buenos Aires. Todavía estoy esperando que lleguen«, dijo Berni. (Fuente: La Nación)

A %d blogueros les gusta esto: