Sigue el misterio por un contagio masivo de coronavirus en altamar

En la Armada, la Prefectura y la empresa Pesantar insisten en que la tripulación del Etchicen Maru, no tuvo contacto con personas de ninguna otra embarcación durante los 35 días de navegación

Voceros de la Armada, de la Prefectura Naval y de la empresa Pesantar aseguraron hoy que la tripulación del pesquero Etchicen Maru, anclado en Ushuaia desde la aparición de 57 casos de coronavirus, no tuvo contacto con personas de ninguna otra embarcación durante los 35 días de navegación en los que sus tripulantes empezaron a presentar síntomas de la enfermedad.
De este modo, las autoridades sanitarias siguen sin poder explicar cómo contrajo el virus una tripulación que fue hisopada en Buenos Aires con resultado negativo, trasladada en avión a la capital fueguina y puesta en cuarentena estricta dentro de un hotel en los 14 previos a embarcarse durante más de un mes.
La hipótesis de un contacto entre embarcaciones en alta mar fue considerada, incluso, por la Justicia Federal de Ushuaia, pero perdió fuerza después de que funcionarios de la Prefectura Naval y de la Armada comunicaron a la Dirección Provincial de Puertos (DPP) el registro de posiciones del pesquero en todo su periplo.
A partir de los equipos de geolocalización montados en el barco, ambas instituciones pudieron reconstruir la trayectoria desde la zarpada y hasta el regreso al puerto de Ushuaia el último fin de semana, y concluyeron que “nunca se aproximó a menos de 4 kilómetros de distancia de otra embarcación”, dijeron las fuentes consultadas por Télam.
“Nunca se emparejó con otro barco. Pasó cerca de otras naves argentinas, pero a no menos de 4 kilómetros. Así lo acreditan las posiciones satelitales recopiladas”, agregaron los voceros.
Por su parte Claudio Guida, el gerente de Pesantar, la empresa propietaria del Etchicen Maru, afirmó hoy a medios fueguinos que las autoridades compilaron “más de 5.900 posiciones, rumbos y velocidades a lo largo de 35 días de navegación, lo que representa un registro cada seis minutos”.
“El barco está monitoreado como si fuera la torre de control de un avión. A bordo viaja un inspector nacional de pesca, que es un empleado del Estado. Hay 60 tripulantes conectados todo el día a Internet. Pensar en ocultar algo así es hablar de una asociación ilícita de proporciones inéditas”, señaló Guida.
La funcionaria recordó que 2 de los 57 contagiados siguen internados en el Hospital Regional Ushuaia.
«Los dos están en sala de clínica médica, y uno con requerimiento de oxigenoterapia, aunque evolucionando favorablemente”, indicó.
Di Giglio también informó que desde hoy, la atención de los tripulantes del pesquero se realiza desde una posta sanitaria instalada en el muelle portuario, a cinco metros del buque.
“Es para evitar la exposición continua del personal sanitario. Suben para realizar los controles y si algún paciente lo necesita, será trasladado al hospital”, detalló la ministra fueguina. (Telam)

A %d blogueros les gusta esto: