Tras la usurpación de una vivienda del barrio San Luis, su propietario pudo recuperarla

El pasado fin de semana, se registraron una serie de disturbios por una presunta usurpación de una vivienda del barrio San Luis. El propietario del inmueble, contó en FM Por Siempre que durante la mañana del domingo recibió un mensaje de la persona que ilegalmente ocupó su domicilio argumentando que no tenían donde vivir y que todos los objetos personales estaban siendo acomodados en la cochera del domicilio.
Esto motivó que viaje de inmediato hacia nuestra ciudad, dado que trabaja en Buenos Aires.
La casa se encontraba amueblada y ordenada, el propietario señaló que por razones económicas tuvo que irse a trabajar a C.A.B.A. solo llevando un bolso con ropa; quizá lo más insólito de esta preocupante cuestión, es que la usurpadora (vecina de la zona) le envió un mensaje vía Facebook para notificarle que ingresaron tras romper una puerta de manera ilegal en su domicilio.
En cuanto a los disturbios atestiguado por vecinos, el propietario argumenta desconocer la situación; solo recibió un llamado del Comisario con el fin de presentarse en el destacamento con la documentación de la propiedad y realizar la denuncia correspondiente.
Tras desalojar a quienes irrumpieron, el propietario se encontró con su domicilio desordenado y hasta dice que le están faltando algunas cosas, como juguetes y documentación.
La mañana del domingo y tras enterarse de la usurpación, el hijo procedió a apersonarse en el domicilio justo en el momento que quienes usurpaban la casa se encontraban acomodando las pertenecías de su propietario.
Cabe destacar que esto le ocasiona al propietario un gasto económico que acarrea arreglar la ruptura de la puerta violentada para ingresar al domicilio y el dinero prestado que tuvo que pedir para regresar a Chascomús.
Más testimonios del hecho
«Pedimos perdón y no robamos nada», manifestó la autora del hecho, quien manifestó su accionar se debió a que días atrás tuvo un altercado con un familiar y tuvo que irse del lugar junto a sus tres hijos.
Agregó que hasta el momento antes del hecho, vivía en la parte trasera de la casa de su progenitora, y por problemas familiares tuvo que dejar el domicilio. Añadiendo que al no tener opción, tomó la decisión de ocupar la vivienda lindante a la casa de su hermano que se encontraba deshabitada, tras romper la puerta de entrada.
Según contó la mujer, el hijo del propietario se presentó en el lugar con la documentación que lo certifica como dueño de la vivienda del barrio San Luis y quienes la habitaban procedieron a dejar el lugar sin ningún tipo de resistencia. Según los hechos de violencia que hubo vinieron de parte de los familiares del propietario, argumentando que la pareja fue agredida en presencia de la policía, “uno cuando está desesperado hace esto” contaba la autora del hecho que también agregó que pidió disculpas por lo sucedido.
Hubo un reconociendo de que los objetos de la casa habían sido movidos de lugar sin embargo, argumentó que nada de lo que había en el domicilio fue robado. Al llegar la policía y certificar la propiedad, quienes la ocupan desalojaron el lugar de inmediato evitando cualquier conflicto.
Se conoció que horas más tarde, se habrían registrado algunos disparos en forma de amenaza. Por lo pronto, la madre de 30 años con sus tres hijos se encuentra a la espera de recibir ayuda de parte del Estado.

A %d blogueros les gusta esto: