Triple Crimen: una fuga de película y un tiroteo feroz que llega a juicio

Pasaron más de cuatro años de la escandalosa fuga de los acusados de triple crimen de General Rodríguez, pero los detenidos todavía tienen cuentas pendientes con la justicia. Hoy a las 9 comienza, en La Plata, un nuevo juicio contra los hermanos Cristian y Martín Lanatta y Víctor Schillaci.
Será el Tribunal Oral Nº 1 de esa ciudad quien los juzgará por su responsabilidad en el tiroteo que perpetraron contra dos policías en la localidad de Ranchos, partido bonaerense de General Paz, luego de escapar del penal de General Alvear, a fines de 2015.
Si bien por la fuga ya fueron condenados a siete años y seis meses de prisión, en el comienzo de la semana deberán responder por ese feroz tiroteo que puso en peligro la vida de dos efectivos policiales.
El hecho se produjo en “un retén vial” en las afueras de Ranchos. Los tres agresores, que llevaban cuatro días prófugos, iban huyendo a bordo de una Ford Ranger de color gris. Eran las 4 de la mañana del 31 de diciembre cuando, a la altura del kilómetro 100 de la ruta provincial 20, el policía Fernando Pengsawath, detuvo la marcha del vehículo en un control vial de rutina, publicó el portal A24.
Quedaban pocos minutos para que terminara su guardia. Toda la secuencia quedó registrada en las cámaras de seguridad ubicados en los postes cercanos al retén. Frente a la presencia policial, dos de sus ocupantes se bajaron y, sin mediar palabras, decidieron disparar en el abdomen del efectivo de la policía bonaerense.
Acto seguido, también le dispararon a Lucrecia Yudati su compañera de turno. La bala le dio en una de sus piernas generando lesiones severas. Luego de los estruendos, los tres delincuentes se escaparon a toda velocidad en dirección a Chascomús.
La fuga duró hasta el 11 de enero cuando fueron recapturados. Pengsawath tuvo que ser intervenido quirúrgicamente en el hospital de Chascomús, donde fue estabilizado, pero por su estado de salud debió ser trasladado a la clínica Fitz Roy de la Capital Federal.
En tanto, Yudati, su compañera, debió ser trasladada en helicóptero al Hospital Churruca, en el barrio porteño de Parque Patricios, consignó el portal A24.
Pengsawath recibió tres impactos en el abdomen y estuvo 23 días en coma. Salvó su vida de milagro. La sargento Yudati perdió el tobillo y tuvo una lesión irreversible en el talón izquierdo. Pasó seis meses internada afrontando una dura rehabilitación, y nunca volvió a caminar como antes. Los atacantes utilizaron un FAL, una escopeta 12/70 y una pistola.
“Sabemos que la defensa de los acusados quiere ofrecer un juicio abreviado, eso lo vamos a conversar con la fiscal antes del inicio de la audiencia de juicio. Si bien no es vinculante lo que digan las víctimas nosotros queremos ir a juicio, pero veremos que se termina de definir el lunes”, le reveló a A24.com Juan Cruz Diez, abogado defensor de los policías baleados.
Si bien el inicio de la audiencia está previsto para las 9 horas del lunes es factible que pueda retrasarse ya que se prepara un operativo policial de traslado de los reclusos, que incluirá trayectos por tierra y no se descarta la utilización de un helicóptero por la peligrosidad de los detenidos. La sentencia se conocería el mismo día.

A %d blogueros les gusta esto: