Un conflicto gremial afecta a la producción de oxigeno medicinal en medio del rebrote

El Ministerio de Trabajo cuestiona la personería de un sindicato quimico y la organización llamó a un paro de 24 para el próximo lunes en 200 empresas.

Un conflicto entre un gremio de trabajadores de la industria química y petroquímica y el Ministerio de Trabajo de la Nación podría complicar la producción de oxigeno medicinal y lavandina en medio del avance de la segunda ola de coronavirus en el país.

La tensión se generó por un dictamen de la Dirección Nacional de Asaciones Sindicales de la cartera laboral que cuestiona la representatividad del Sindicato del Personal de Industrias Químicas y Petroquímicas de la Ciudad de Buenos Aires y zonas adyacentes (Spiqyp) en una serie de municipios bonaerenses.

El secretario general de Spiqyp, Facundo Aveiro, le explicó a DIB que “en algunos distritos de la provincia se ha puesto en duda la personería que el gremio ha ido conquistando a lo largo de siete décadas” en una resolución “carente de toda lógica jurídica y sindical”. Y agregó: “Si el ministerio tiene que poner en duda la personería existen pasos establecidos y acá no se ha respetado nada de eso”.

Desde el gremio indicaron que la medida de Trabajo abarca a la representatividad en municipios como Pilar, Moreno, Ensenada, Berisso, Capitán Sarmiento, José C. Paz, San Miguel y Lanús, y temen que “las empresas empiecen a especular” y pongan en duda acuerdos salariales cerrados.

La organización gremial, que cuenta con más de 20 mil trabajadores afiliados, se encuentra en estado de alerta y desde el lunes viene realizando asambleas de dos horas por turno en unas 200 empresas químicas y petroquímicas, muchas de las cuales cuentan con más de una planta.

En diálogo con esta agencia, Aveiro adelantó que el lunes que viene realizarán un “un paro de 24 horas” que en principio será “en toda la actividad”, a la espera de que Trabajo resuelva el conflicto.

Más allá de la disputa gremial, la tensión trasciende al sector ya que la provincia de Buenos Aires nuclea casi el 80% de la industria química y petroquímica del país, explicó Aveiro. Y subrayó, al referirse a la pandemia: “En algunos municipios hay fábricas muy importantes que se dedican a la producción de oxigeno medicinal, alcohol en gel y otros productos que hoy son muy necesarios”.

En el gremio responsabilizan directamente a la Dirección Nacional de Asaciones Sindicales por el dictamen y hablan de “infiltrados” de la oposición en esa dependencia. “Vienen para que cada trabajadora y trabajador químico y petroquímico, se arrodille frente a los grandes promotores de políticas flexibilizadoras. El PRO ya no gobierna en nuestra querida Argentina. No pudieron antes, menos podrán ahora”, señalaron en un comunicado. (DIB) MT

A %d blogueros les gusta esto: