Un médico se enfrentó a los tiros con delincuentes

Inseguridad que crece

El doctor Ernesto Crescenti, dueño del centro médico homónimo y primo del titular del SAME Alberto Crescenti, fue víctima de un asalto en la noche del viernes, cuando fue sorprendido por un grupo de delincuentes en la puerta de su casa del barrio porteño de Parque Chacabuco. El hombre se resistió al robo y se enfrentó a tiros con los ladrones, baleando a uno de ellos.
El hecho ocurrió minutos antes de las 21. A esa hora Crescenti regresaba a su vivienda, ubicada sobre la calle Santander al 500, luego de unos días de vacaciones.
Al llegar al lugar, el médico estacionó su auto Toyota Rav4 para bajar las valijas del baúl. Fue entonces cuando lo abordaron cuatro delincuentes armados que descendieron de otro de vehículo y le exigieron al hombre que entregara su rodado.
Según fuentes policiales, Crescenti se negó a darles su auto. Ante esta reacción uno de los asaltantes efectuó un disparo. El galeno respondió extrayendo una pistola calibre .357 marca Glock, de la cual es legítimo portador, y se desató el tiroteo.
El inesperado enfrentamiento hizo que los delincuentes escaparan sin concretar el robo. Minutos más tarde, se supo que un hombre que ingresó con una herida de arma de fuego al Hospital Penna del barrio de Parque Patricios era uno de los ladrones. Crescenti, por su parte, resultó ileso. En la investigación interviene la Fiscalía Criminal y Correcional 59 porteña, a cargo de Laura Belloqui. La causa fue caratulada como “tentativa de robo a mano armada” y “disparo de arma de fuego”.