Un medio periodístico plantea la posible salida de Seillant de la entidad del fútbol regional

¿Renovación en la presidencia de la Liga?
Si bien en un principio parecía que tenía la convicción de continuar un par de años más al frente de la LChF, Luis Seillant finalmente está buscando un sucesor chascomunense para la presidencia, entendiendo que sus complicaciones personales son un impedimento para cumplir con la función.
Ahora, en la búsqueda del candidato propio, Don Luis no encontró las respuestas deseadas, ya que los posibles sucesores elegidos, por lo menos los que supo EL SUPLENTE, le dijeron que no por diferentes razones.
Por un lado, el actual secretario general liguista, Ramiro Canggianelli, fue sondeado por el histórico mandamás de la LChF y si bien la intención de tomar la posta no le disgusta, cuestiones familiares se lo impiden. Ahora, de seguir el actual pope, el ex defensor seguiría en la Mesa Directiva.
Luego o antes, desconociendo el orden de las consultas, Seillant le acercó la misma propuesta, la de sucederlo en la presidencia de la LChF, al delegado de Atlético Chascomús, Ricardo Lucastegui, que tuvo otro no como respuesta, aunque con fundamentos diferentes, seguramente por tener la decisión de dedicarse al fútbol de su club.
Con este panorama, y siempre dependiendo de lo que decida hacer el actual presidente liguista ante estas negativas, un grupo de dirigentes se encuentran diseñando un Plan B, siempre pensando en que el titular siga siendo chascomunense.
El elegido, en principio, es Adrián Redruello, que justamente fue el rival de Seillant en las primeras y únicas elecciones en casi 90 años de historia de la LChF, en 2016, cuando el actual mandamás liguista se impuso por 15-8.
El hombre de Unión Deportiva, que supo dirigir el Juvenil liguista, todavía no fue contactado, pero por lo que sabe EL SUPLENTE, no está dispuesto a pasar por la misma situación, por lo que solo aceptaría la oferta de haber consenso, en el cual debe estar incluido Don Luis.
Vale recordar que Seillant, está viviendo su sexto mandato consecutivo al frente de la LChF, esa que preside desde 2008 (también fue mandamás entre 1981 y 1985) con dos hechos inéditos en el medio: la ya comentada primera y única elección liguista y el fallecimiento del arquero brandseño Marcelo Ilarra en pleno partido entre Las Mandarinas y El Indio en cancha del Cacique en 2017.
(Nota publicada en el
sitio El Suplente)

A %d blogueros les gusta esto: