Una dosis de Sputnik o AstraZeneca reduce entre un 70 y 80% la mortalidad por covid

El análisis realizado en 400.000 personas mayores de 60 años avala la estrategia de priorizar la aplicación de la primera dosis para alcanzar a un mayor número de la población. De todas maneras, Carla Vizzotti reiteró que se van a «seguir completando todos los esquemas de vacunación».

 

Una dosis de las vacunas Sputnik V y AstraZeneca reduce entre un 70 y un 80 por ciento la mortalidad por coronavirus, según resultados preliminares de un estudio realizado por el Ministerio de Salud de la Nación sobre una muestra de 400.000 personas mayores de 60 años.

El trabajo publicado este viernes «da cuenta de la efectividad de las vacunas y avala la estrategia argentina de priorizar la aplicación de la primera dosis para alcanzar a mayor número de la población», indicó un comunicado de la cartera de Salud.

En el caso de contar con el esquema completo de vacunación, el análisis concluye que la disminución de la mortalidad con cualquiera de esas vacunas supera el 90 por ciento en este grupo.

La primera dosis genera casi el 80 por ciento de la inmunidad, la segunda, en general, eleva esa respuesta y la hace más durable en el tiempo”, explicó la ministra de Salud, Carla Vizzotti, quien sostuvo que la estrategia de inmunización de diferir la segunda dosis para cubrir a la mayor cantidad de población de riesgo en el menor tiempo posible “fue una decisión adecuada y los resultados de este estudio confirman que se ha logrado una alta protección en la población vacunada”.

La misma metodología fue llevada adelante por países como Canadá, Reino Unido y otras naciones de Europa, según se consignó.

De todas maneras, Vizzotti insistió con que se van a «seguir completando todos los esquemas de vacunación de todas las personas con todas las vacunas», tal como quedó definido «desde el primer momento para la estrategia argentina».

El estudio que arrojó estos resultados preliminares se realizó en 471.682 personas de 60 años o más a las que se les aplicó una o dos dosis de vacuna Sputnik V o de AstraZeneca.

Este análisis «reviste importancia ya que evalúa la efectividad de las vacunas, es decir cómo están funcionando en la situación epidemiológica y sanitaria actual del país, teniendo en cuenta las variantes circulantes (Alpha, Gamma y Lambda principalmente) y el nivel de circulación viral entre otras variables analizadas ‘en la vida real'» a diferencia de la eficacia evaluada en contextos de ensayos clínicos, se indicó.

Estrategia con las segundas dosis

En marzo pasado, el Ministerio de Salud junto a las 24 jurisdicciones del país y expertos de la Comisión Nacional de Inmunizaciones (CoNaIn) consensuaron priorizar las primeras dosis de vacuna contra la covid-19 y diferir la aplicación de las segundas dosis para tener mayor cantidad de personas vacunadas en el menor tiempo posible.

Además, acordaron aplicar la segunda con un intervalo mínimo de 12 semanas, con el compromiso de reevaluar la estrategia cumplido ese lapso.

El próximo miércoles la CoNaIn volverá a reunirse para definir los pasos a seguir en el contexto actual. El subsecretario de Estrategias Sanitarias, Juan Manuel Castelli, aclaró que la respuesta inmunológica de las vacunas se demuestra en los estudios de Fase I y Fase II con cada vacuna.

“El proceso de evaluar la respuesta inmunológica específica de una vacuna se realiza sobre una parte del virus, como por ejemplo la proteína S, por lo tanto el estudio de anticuerpos para evaluar la respuesta no está recomendado porque es algo que se estudia durante el ensayo clínico previo”, explicó Castelli.

Los anticuerpos, como sucede con otras vacunas, pueden estar presentes o ausentes y eso no significa que no haya protección, y en este caso, la respuesta celular se activa e induce la producción de nuevos anticuerpos ante la exposición al virus.

Los resultados preliminares del estudio se presentarán al grupo de trabajo conformado por sociedades científicas y grupos de investigación que colaboran con el Ministerio de Salud en el análisis de la inmunidad relacionada a la Covid-19 y características virales.

Otro estudio en Rosario

A su vez, investigadores de Rosario que llevaron adelante otro estudio con más de 1.100 personas y demostraron que la vacuna Sputnik V tiene una eficacia del 98,7 por ciento, informó el Ministerio de Salud de Santa Fe.

El estudio que contó con la participación de profesionales del Ministerio de Salud de Nación y el Conicet se realizó en una población de 1.121 personas que recibieron una o dos dosis de la vacuna Sputnik V entre febrero y mayo de 2021, demostró que los participantes desarrollaron «altos niveles» de anticuerpos contra la Covid-19.

La respuesta inmunológica fue del «98,7 por ciento de eficacia, independientemente de las dosis recibidas y de los días transcurridos desde la aplicación de las mismas», indicó un comunicado de la cartera de Salud provincial.

Ana Laura Cavatorta, una de las científicas del Conicet que dirigió el estudio realizado con personal de salud del Hospital-Escuela Centenario de Rosario, precisó «que 999 de las personas analizadas habían recibido las dos dosis de Sputnik V, mientras que 122 solo una al momento del análisis».

«Se tomaron muestras de sangre que fueron analizadas con el test CovidAR IgG –para la detección cualitativa y semicuantitativa de anticuerpos específicos anti-Spike antiproteína S– del virus SARS-CoV-2; un desarrollo nacional del Conicet, la Fundación Instituto Leloir, la Universidad de San Martín y Laboratorio Lemos S.R.L», explicó la investigadora y docente de la Universidad Nacional de Rosario (UNR).

Al analizar los datos se encontró también que «los anticuerpos específicos IgG antiproteína S de SARS-CoV 2 se incrementaron al 99,9 por ciento en el caso de aquellos que recibieron los dos componentes de la vacuna y fueron testeados luego de, al menos, 14 días de haber recibida la segunda dosis», destacó.

Para la científica rosarina, otro resultado «relevante» que arrojó el estudio «es que si bien la respuesta inmune desarrollada es importante aún con una sola dosis entre quienes no estuvieron expuestos al virus, una segunda dosis incrementa el porcentaje de respuesta en la población y multiplica los niveles de anticuerpos observados de manera significativa».

«Del análisis de los 1.121 casos se desprende además que quienes tuvieron diagnóstico previo de Covid-19 (cursaron la enfermedad), con una sola dosis de Sputnik, desarrollaron niveles de anticuerpos iguales o superiores a quienes no lo tuvieron y recibieron las dos dosis», señaló.

Cavatorta indicó que «esto podría permitirnos diferir y posponer la aplicación del segundo componente en alguna población específica porque coincidiendo con otras investigaciones, la que realizamos en el Hospital-Escuela Centenario muestra que ya con una dosis del primer componente la respuesta inmunológica es muy robusta».

(Fuente: Pàgina 12)

A %d blogueros les gusta esto: