Una joven denunció que no la dejaron entrar a un boliche en Mar del Plata por su sobrepeso

Intervendrá el INADI. Dejaron ingresar a sus amigas y a ella la demoraron con excusas.

Una joven de 24 años denunció en las últimas horas un repudiable hecho de discriminación en un boliche al aire libre en Mar del Plata: contó que no la dejaron ingresar por su sobrepeso y anticipó que hará la denuncia en el INADI.

Sofía Elizabeth Ortiz Andrada, una joven tucumana de 24 años, estaba de vacaciones en la ciudad balnearia y había reservado junto a sus amigas un box con capacidad para 10 personas en Bruto, uno de los boliches más concurridos, ubicado al aire libre en Playa Grande; pero cuando fue esa noche, dejaron ingresar a las otras chicas y a ella no.

Al llegar a la entrada de la discoteca, el personal de seguridad del lugar comenzó a ponerle a cada una de las amigas de la joven un brazalete para entrar. Pero cuando llegó el turno de Sofía le dijeron que tenía que esperar.

Pasó más de media hora y la joven seguía parada en la entrada mientras veía al resto de los turistas entrar a la discoteca. Las excusas fueron varias. “A mis amigas les ponían las pulseras y pasaban nomás, pero a mí me pararon. Entonces, les dije: yo estoy con las chicas que acaban de pasar. Y el de seguridad me contestó: pará que me fijo si hay lugar. Me tuvieron esperando ahí como media hora mientras los demás seguían pasando”, contó la joven al diario El Tucumano.

Primero le dijeron que el lugar era para mayores de 21 años. ofía les mostró el documento donde consta que tiene 24. Entonces le dijeron que tenía que abonar el precio de la entrada y, cuando ella contestó que estaba dispuesta a hacerlo a pesar de que con la reserva podía entrar gratis, no supieron qué decirle y nuevamente pusieron la excusa de la capacidad. “Cuando me di cuenta de lo que estaba pasando, me largué a llorar y me puse súper mal. Mis amigas se tuvieron que ir del lugar, ellas estaban con mucha bronca por lo que me hicieron”, agregó.

“Yo en Tucumán fui a los lugares top y nunca me pasó eso, es la primera vez que me pasa. En Tucumán me conocen, no me harían esto nunca. Nunca me afectó que me miren mal, pero hacer pasar mal a alguien en la puerta es demasiado. Nos vamos de Mar del Plata con un mal trago”, comentó la joven de 24 años. Finalmente no la dejaron entrar y se fue del lugar.

Después trató de comunicarse con el relacionista público con el que había reservado el box pero fue inútil. No le contestaron ninguno de los mensajes.

El caso rápidamente tomó estado público y desde la delegación Mar del Plata del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) se contactaron con la joven para ver si quería hacer una denuncia. Sofía les contestó que lo haría una vez volviera a su provincia natal. “Lo que rescato de todo esto es que desde el INADI se portaron súper bien conmigo. Mi abogado va a presentar una denuncia por daños y perjuicios y cuando llegue a Tucumán haré la denuncia en el INADI”, sostuvo Sofía. (DIB) MCH

A %d blogueros les gusta esto: