Una multitud le brinda el último adiós a Maradona en la Casa Rosada

Diego Armando Maradona es velado desde las 6.17 en la Casa Rosada, que abrió sus puertas al público general, luego de una despedida de su círculo más íntimo que se extendió durante toda la madrugada, con la presencia de su exesposa Claudia Villafañe con sus hijas Dalma y Giannina, entre otros, mientras una multitud aguardaba en la Plaza de Mayo.

Los restos del astro, que falleció ayer, a menos de un mes de haber cumplido 60 años, llegaron a la 1.08 de esta madrugada a la Casa Rosada, donde aguardaban Claudia Villafañe con Dalma y Giannina para darle la despedida íntima tras la muerte repentina ocurrida el mediodía del miércoles 25 en una casa de la localidad bonaerense de Tigre.

El cuerpo salió 0.46 de la casa velatoria Tres Arroyos, en el barrio porteño de La Paternal, lugar al que había arribado desde la morgue judicial de San Fernando.

El ingreso del público comenzó a realizarse por Avenida de Mayo y 9 de Julio, entrando a la Casa Rosada por Balcarce 50 y en el inicio se produjeron algunos incidentes entre los fanáticos de Maradona y efectivos policiales, que incluyeron corridas y agresiones con piedras.

Maradona, de 60 años cumplidos el 30 de octubre pasado, falleció este miércoles en horas del mediodía por una descompensación cardíaca que sufrió en una casa del barrio San Andrés, de la localidad bonaerense de Tigre.

En ese lugar, el astro permanecía con asistencia médica desde el pasado miércoles 11, después de someterse a una operación por un hematoma subdural en su cabeza, el martes 3 del corriente mes, en la Clínica Olivos.

Según informaron fuentes judiciales, la autopsia determinó que la causa de su muerte fue un «edema agudo de pulmón secundario a una insuficiencia cardíaca crónica reagudizada».

El velatorio intimo en el Salón de los Pueblos Originarios de la Casa de Gobierno se realizó a cajón abierto para sus familiares directos, su exesposa Claudia Villafañe, sus hijas Dalma y Giannina, amigos y ex compañeros especialmente autorizados, entre ellos varios integrantes del plantel campeón del Mundo en México 1986.

Luego se hizo presente en la Casa Rosada Verónica Ojeda, otra de sus ex parejas, junto con Dieguito Fernando, el hijo más chico de Maradona.

La organización del velatorio dispuso que la entrada de la explanada de la avenida Alem y Rivadavia fuera el sector de acceso para los visitantes especiales, entre los que se encontraron una gran cantidad de jugadores de fútbol.

Allí comenzaron a desfilar durante la madrugada, amigos y allegados para dar el último adiós a Maradona que falleció ayer a los 60 años.

El cuerpo de Maradona lucia una camiseta argentina en su parte superior y otra de Boca en la mitad inferior además de una bandera nacional que cubría el resto del ataúd. Las mismas camisetas y banderas fueron ubicadas más tarde sobre el cajón cerrado a la hora del ingreso del publico al recinto.

Los invitados especiales ingresaron por la explanada de la Casa Rosada y entre ellos pasaron el presidente de la AFA Claudio «Chiqui» Tapia, el titular de la Liga Profesional Marcelo Tinelli y los jugadores de Boca Juniors Carlos Tévez y Ramón Abila, además del ex futbolista «xeneize» Rolando Schiavi.

La mayoría de los exjugadores del equipo campeón del mundo de 1986 que llegaron a bordo de un ómnibus provisto por la AFA, también pasaron frente al féretro abierto.

Entre ellos estuvieron Sergio Goycoechea, Oscar Ruggeri, Jorge Burruchaga, Oscar Garre, Nery Pumpido y Ricardo Giusti.

También saludaron por última vez a Diego, Javier Mascherano, Gabriel Heinze, Maxi Rodríguez, Mariano Andújar y Daniel Osvaldo junto al cantante Luciano Pereyra, entre otros.

Rafael Di Zeo, líder de la barrabrava de Boca Juniors, junto a uno de sus laderos, Mauro Martín, y otros dos integrantes de la hinchada, participaron del velatorio íntimo de Diego Armando Maradona esta madrugada en la Casa Rosada, invitados por Claudia Villafañe y sus hijas Dalma y Giannina.

Di Zeo y Mauro Martín arribaron poco después de las 2 e ingresaron al Salón de los Pueblos Originarios, donde Diego era velado a cajón abierto en una ceremonia íntima para sus familiares más directos.

Antes de ingresar a la Casa Rosada, Di Zeo y Mauro Martín habían montado junto a los demás miembros de la barrabrava de Boca una particular escenografía en la zona periférica, en la Plaza de Mayo, que incluyó banderas de Boca, bombos e imágenes de Maradona durante su paso por el club.

Además, los miembros de la «12» montaron una gigantografía de Maradona como si fuera en una tribuna en el frente de uno de los monumentos ubicados en Plaza de Mayo, donde se instalaron desde pasada la medianoche.

ROCIO OLIVA NO PUDO ENTRAR

Rocío Oliva, la última pareja de Diego Maradona, no pudo ingresar al velatorio íntimo que se realizó esta madrugada en Casa Rosada, debido a que no figuraba en la lista de personas autorizadas a participar de la ceremonia.

«No me dejan entrar. Le escribí a (la ex esposa de Diego Maradona) Claudia (Villafañe) y me dijo que ella no manejaba la puerta», resaltó Oliva.

La ex pareja de Maradona arribó a la explanada de Avenida Alem y Rivadavia minutos después de las 04.00, pero ante la negativa de la familia Maradona se debió retirar sin poder despedirse del ex futbolista.

En ese marco, Olivia calificó el episodio como «un papelón», y precisó: «El permiso lo tiene que dar Claudia. Todo el mundo está pasando, todo el mundo que quiere a Diego está pasando, menos yo. Fui la pareja de Diego durante más de 6 años».

Entre lágrimas, explicó: «Le escribí a todo el mundo, pero nadie me da respuestas. Lo único que quiero es despedirme de Diego. Después habrá tiempo para hablar».  (Fuente: La Prensa)

A %d blogueros les gusta esto: