Uso de la fuerza policial: obligarán a todos los efectivos a reentrenarse

Integrantes de la Policía Federal, de Seguridad Aeropuertaria, Gendarmería y Prefectura Naval serán entrenados en los próximos meses con el objetivo de “reforzar el modelo de uso racional de la fuerza”

El Gobierno Nacional avanza en un plan de “reentrenamiento” de las fuerzas de seguridad. Efectivos de la Policía Federal, de Seguridad Aeropuertaria, Gendarmería y Prefectura Naval serán entrenados en los próximos meses con el objetivo de “reforzar el modelo de uso racional de la fuerza”.

A través de la Resolución 32/2021, publicada este miércoles en el Boletín Oficial, el Ministerio de Seguridad anunció la conformación de una mesa de trabajo para programar las prácticas a las que serán sometidas las cuatro fuerzas de seguridad federales.

“Confórmese en el ámbito de la Subsecretaría de Formación y Carrera, dependiente de la Secretaría de Seguridad y Política Criminal, una mesa de trabajo con cada Fuerza Policial o de Seguridad Federal, las que tendrán como objetivo la programación de prácticas de entrenamiento y reentrenamiento a la luz de un modelo operativo de uso racional de la fuerza”, reza el artículo 1° de la norma.

En sintonía con la visión de la seguridad que pregona la ministra del área, Sabina Frederic, se hizo hincapié en que “el abordaje de cuestiones relativas al desarrollo del modelo de uso racional de la fuerza constituye una prioridad para la actual gestión”. En este marco, bajo el argumento de “mejorar los niveles de entrenamiento”, el Gobierno apuntará a “optimizar las capacidades instaladas” de las cuatro fuerzas fuerzas de seguridad federales.

En efecto, las mesas de trabajo coordinadas por la Secretaría de Formación y Carrera deberán elaborar en un plazo de tres meses un plan que garantice en el próximo trimestre, “el pasaje de todos los miembros de las Fuerzas Policiales y de Seguridad Federales por instancias de reentrenamiento adecuadas a las especifidades de las tareas que realizan”. El equipo a cargo estará compuesto por cinco integrantes permanentes: un representante del área que coordina la mesa de trabajo; dos representantes de la Dirección Nacional de Formación y Entrenamiento; el superintendente/director de Instrucción de cada fuerza federal; y el superintendente o director de Personal de cada fuerza.

Cada mesa de trabajo tendrá una frecuencia de funcionamiento quincenal. Deberán definir los contenidos mínimos del curso, y los complementarios de acuerdo a las tareas operativas del personal que estará orientado, la duración y factibilidad del curso y los asuntos logísticos.

La resolución firmada por Frederic se publica luego de un primer año de gestión que estuvo marcado por las diferencias que mantuvo no solo con referentes de la oposición, sino también con miembros del oficialismo, en torno a los criterios con los que administra la dirección del área. Desde principios de 2020, Frederic y el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, mantuvieron discrepancias sobre la gestión que se profundizaron por la toma de tierras, la baja de la edad de imputabilidad y el uso de las pistolas Taser.

El tema del uso de las armas de descarga eléctrica surgió luego del asesinato del efectivo de la Federal, Juan Roldán, quien murió apuñalado por una persona con problemas psiquiátricos. En aquella oportunidad, la ministra responsabilizó a la Policía de la Ciudad y consideró que el atacante no era un delincuente porque se trató de “un enfermo mental”. Este hecho reavivó el antagonismo en materia de seguridad existente entre la actual gestión y la de su antecesora, Patricia Bullrich. De hecho, unas de las primeras medidas que tomó Frederic fue la de derogar protocolos sobre el uso de armas que había establecido la ex funcionaria del macrismo. ”Para poder defender a los policías en el uso de la fuerza hay que tener protocolos y ahora lo derogan. Esperaremos a ver si esto que ha hecho la ministra le genera más o menos muertes”, había señalado Bullrich en ese momento, tras insistir que con Frederic los efectivos volverían a tener “incertidumbre” ante el uso de armas de fuego. (Fuente: Infobae)

A %d blogueros les gusta esto: