Vacuna contra el coronavirus: tras nuevos análisis, Rusia afirma que Sputnik V tuvo una eficacia superior al 95%

Los responsables de la vacuna rusa Sputnik V anunciaron hoy que en un segundo análisis interino de la eficacia de su producto se llegó al 91,4% tras 28 días de la primera dosis y al 95% tras 42 días de la primera dosis. Los datos provienen de 18794 casos analizados de los cuales 14.095 recibieron la vacuna y hubo ocho casos de Covid positivo; en tanto, hubo 31 casos positivos entre los 4699 que recibieron placebo (según el diseño del estudio la frecuencia es tres a uno entre la dosis real y una solución fisiológica).

«Es una noticia positiva para Rusia y para todo el mundo», dijo Kirill Dmitriev, director general del Fondo Ruso de Inversión Directa (FRID), en una conferencia de prensa realizada a través de Zoom, que duró menos que las anteriores con el mismo formato y donde se aceptaron un par de preguntas. «Todo viene saliendo dentro de lo planeado, no tenemos casos severos de reacciones, solo un poco de fiebre y dolor en el lugar de la inyección», dijo por su parte Denis Logunov, vicedirector del Centro Nacional de Investigación en Epidemiología y Microbiología Gamaleya, que la desarrolla. Los estudios, una vez completados en fase III serán publicados en una revista científica internacional, dijeron.

Más allá de lo estadístico, Dmitriev aprovechó la ocasión para anunciar el precio que tendrá el producto del Instituto Gamaleya para los países que lo adquieran: menos de 20 dólares las dos dosis. «Lo cual hace que sea la vacuna más accesible entre las que tienen más del 90% de eficacia», mencionó Dmitriev.

La referencia es a que las otras vacunas que mostraron un similarmente alto porcentaje, como las de los laboratorios Pfizer-BioNTech y la de Moderna, tienen precios por encima del doble. Por ejemplo, según la agencia de noticias Reuters la Unión Europea habría conseguido un precio de poco menos de 20 dólares las dos dosis por la de Pfizer, la mitad de lo que costaría en Estados Unidos. La dosis de Moderna está por encima de los 35 dólares cada una de las dos necesarias. En tanto, la vacuna de Oxford/AstraZeneca, cuyo valor anunciado es de dos dólares, mostró una eficacia preliminar del 70%.

Ese número sensiblemente menor de eficacia que obtuvo el laboratorio británico también mereció un comentario sobre la metodología decidida por los investigadores rusos, que prefirieron usar dos adenovirus distintos que complementan la respuesta inmune del cuerpo humano ante la agresión del virus. «Podemos prestarles a los colegas (de AstraZeneca) nuestro adenovirus humano para que la segunda inyección genere una respuesta inmune más fuerte», dijo Dmitriev, en sintonía con un irónico comentario similar posteado ayer en la red Twitter respecto de que «estarían complacidos en compartir uno de los dos vectores de adenovirus humanos con AstraZeneca para aumentar la eficacia de su vacuna, ya que usar dos vectores diferentes en dos dosis resulta en mayor eficacia que usar el mismo vector en dos dosis».

Respecto de las otras plataformas de las vacunas de ARNm, explicó que son dos veces más caras y que el hecho de que requieran condiciones de congelamiento complica el panorama de su distribución.

También durante el encuentro, que comenzó pasadas las 13.45, horario de Moscú (7.45 de la Argentina), se defendió la buena disposición en términos logísticos para «América Latina, Asia y África» al disponer de una versión deshidratada, o liofilizada, que se puede mantener entre 2 y 8ºC. Y se agregó que la producción podría llegar a las mil millones de dosis durante 2021, algo que se hará en conjunto con Corea del Sur, India, China y Brasil entre otros países. Esas primeras dosis para la exportación estarán listas para enero de 2021, lo cual descartaría que llegaran a Argentina antes del fin de este año, como había afirmado el Gobierno argentino.

Con estos datos, los científicos rusos en carrera por dar con la vacuna que comience a poner fin a la pandemia de coronavirus, que ya provocó casi un millón y medio de muertes en todo el mundo, se suman a los avances conseguidos por los proyectos liderados por la Universidad de Oxford y AstraZeneca, Pfizer y Moderna.

Semanas atrás, ante los avances anunciados por Rusia, el presidente Alberto Fernández confirmó que estaba en negociaciones para adquirir la Sputnik V y anunció que la Argentina comprará en diciembre unas 10 millones de dosis y luego, en enero, 15 millones más.

Por: Martín De Ambrosio Fuente: La Nación

A %d blogueros les gusta esto: