Vacunatorio VIP: la Cámara Federal ordenó reabrir la causa e investigar a los que recibieron las dosis anticipadas

¿Hay casos en Chascomús?

La Cámara Federal ordenó reabrir la investigación archivada del caso conocido como “Vacunatorio Vip”. No solo dispuso que la jueza María Eugenia Capuchetti debe profundizar sobre la responsabilidad de los funcionarios que habilitaron esa posibilidad sino también que debe investigar penalmente a todos los que recibieron esas vacunas dentro del ministerio de Salud y en el Hospital Posadas para esclarecer cómo y por qué llegaron a acceder a la aplicación anticipada de la vacuna contra el coronavirus. También ordenaron investigar las dosis que fueron destinadas a la ciudad santacruceña de El Calafate.
La causa se inició en febrero pasado. Fue luego de que -según consta en la resolución- el periodista Verbitsky contó en un programa de radio cómo había ido el día anterior a vacunarse al ministerio de Salud, tras un llamado al ex ministro González García. Aquellas declaraciones implicaron la apertura de la investigación penal para esclarecer si “personas que no cumplían con los criterios de prioridad epidemiológicos y el esquema de etapas previamente establecidos” fueron inoculadas en el Posadas, en el ministerio de Salud e incluso en sus domicilios particulares.
Los imputados en marzo pasado por el fiscal del caso Eduardo Taiano fueron el ex ministro González García y su sobrino y ex jefe de Gabinete del Ministerio de Salud, Lisandro Bonelli. También se imputó a a Alejandro Collia y Marcelo Guillé. Guillé fue secretario privado de González García y realizó llamados para convocar a los vacunados VIP al ministerio de Salud. En tanto, Collia, que era funcionario de González García, continúa -en la gestión de Carla Vizzotti- como subsecretario de Gestión de Servicios e Institutos del ministerio de Salud de la Nación.

¿Hay casos en Chascomús?
Si bien este juicio se remite a los hechos enunciados anteriormente, desde algunos sectores se insiste que este tipo de irregularidades ocurrieron en distintos lugares del país.
Por caso en Chascomús, señala el portal web Real Politik, que “fueron cuatro los integrantes del gabinete de la municipalidad privilegiados, quienes recibieron las dos dosis de la vacuna Sputnik en el hospital municipal San Vicente de Paul, entre enero y febrero pasado”.
Dicho medio resalta que todos fueron inoculados en el nosocomio local antes que comenzara a funcionar el plan masivo de vacunación, anotados como personal de salud.
Destaca Real Politik por otra parte, que el Ejecutivo Municipal respondió un pedido de informe del Concejo Deliberante, justificando que “se vacunó el intendente municipal y otros funcionarios municipales que integran el comité de crisis creado por el decreto 184/20 a fin de atender la emergencia sanitaria”.
Esta respuesta, afirma el citado medio periodístico, se refiere “a la idea de personal “estratégico”, por lo cual no concuerda su inscripción como “personal de salud”. Cabe destacar que ninguno de los cuatro funcionarios implicados tiene relación profesional alguna, ni siquiera por sus tareas, con el área sanitaria.
Los cuatro, además, recibieron su primera dosis antes que fuera vacunado el primer adulto mayor de los hogares de la ciudad y la segunda dosis antes que la tuviera la gran parte del personal de la salud local”.

A %d blogueros les gusta esto: