Vidal se sumó al pedido del Presidente de reducir los impuestos a los servicios públicos

Ahora hay que saber qué hará la Comuna de Chascomús, ya que son montos que van directos a las arcas municipales. Abarcaría bajas en los impuestos de la luz, el gas y el agua.

La gobernadora María Eugenia Vidal, fue la primera en sumarse al pedido del presidente Mauricio Macri de eliminar impuestos a los servicios públicos para morigerar el impacto de la suba en el bolsillo de los consumidores.
Apenas terminado el mensaje del jefe de Estado, Vidal brindó una conferencia de prensa, en la que informó que en las próximas horas firmará un decreto «que derogando dos decretos de la dictadura», lo que permitirá reducir los montos de las boletas de los servicios de luz, gas y agua.
«Hoy decidimos sumarnos como gobierno de la provincia y aceptar el pedido del Presidente de eliminar impuestos que van al gobierno de la provincia o a los municipios. Esa es nuestra ayuda para no dejar solas a las familias que hace un esfuerzo», anunció Vidal, y luego informó que «el beneficio concreto será de 15,5% promedio en las facturas de luz, 6,3% en la de gas y 6,2% en la de agua».
Vale indicar que el presidente Mauricio Macri, les solicitó a los municipios y a las provincias que «eliminen los impuestos que cobran sobre los servicios públicos» en un cuidado mensaje grabado desde Vaca Muerta con un pozo petrolero como singular escenografía de fondo.
El mandatario reiteró además su pedido para que los consumidores ahorren energía, porque de esa manera contribuirán al cuidado del medio ambiente y obtendrán facturas con montos más bajos, destacó.
La mandataria provincial explicó que «parte de esa reducción» se definirá con el decreto que firmará, pero que «otra parte de la reducción, que no es la más importante, tiene que ser sancionada por ley en la Legislatura bonaerense». «Mañana –por hoy- mismo enviaremos un proyecto para que lo traten cuanto antes. Se que hubo varios proyectos sobre este tema, así que espero que sea tratado cuanto antes», agregó. En otro tramo de la conferencia, Vidal sostuvo que «todos los gobiernos» deben sumarse a «hacer un esfuerzo» para que las facturas de servicios públicos puedan ser abonadas. «Cuando uno enfrenta situaciones difíciles como esta, hay dos maneras como gobierno de responder, una es especular y mirar para el costado, tratar de sacar una ventaja política y ya sabemos a dónde nos llevo a los argentinos», concluyó
Más detalles del discurso del Presidente
«Los subsidios no son gratis. Es la mentira que más daño nos hizo. La energía no es gratis. Cuesta. Cuesta producirla, cuesta transportarla, cueta que llegue a las fábricas. Es mentira que los subsidios no los paga nadie. Los pagamos todos con más inflación», explicó.
Y continuó: «Para cubrir esos subsidios nosotros nos tuvimos que endeudar. La otra alternativa era un shock de ajuste. Nosotros elegimos el camino del gradualismo, pero para que ese gradualismo sea posible necesitamos el esfuerzo de todos».
Con este pedido de Macri a las provincias y las medidas anunciadas la semana pasada para financiar el aumento en la tarifa de gas, el gobierno pretende dejar atrás la crisis política que se originó cuando sus socios de la Coalición Cívica y el radicalismo plantearon un fuerte malestar interno por el impacto que tienen los últimos ajustes en el bolsillo de los consumidores.
El Gobierno empezó a negociar con las provincias la eliminación de impuestos a los servicios públicos
El Gobierno ya negocia con las demás provincias
El Gobierno comenzó a explorar con las provincias la forma de amortiguar el impacto de la suba de las tarifas.
El ministro de Energía, Juan José Aranguren, se reunió con ministros provinciales para buscar un acuerdo que permita compartir el costo de la tarifa social y avanzar con la eliminación de impuestos a los servicios públicos que pidió esta tarde el presidente Mauricio Macri. Según informaron fuentes oficiales a Infobae, ningún representante provincial se opuso, pero la mayoría pidió tiempo para analizar el tema. En principio, la idea es que la Nación financie un 50 por ciento de la tarifa social de gas y que cada provincia se haga cargo del otro 50%. «Varias provincias apoyaron y otras dieron el ok financiero pero tienen que validarlo políticamente con los gobernadores», explicaron los voceros. Tampoco hubo rechazos en trono a la reducción de los impuestos a los servicios públicos. Un pedido que hizo ayer desde Vaca Muerta el presidente Mauricio Macri. En ese sentido, en la Casa Rosada analizaron que fue muy positiva la rápida reacción de la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal para marcarles la cancha al resto de los gobernadores. El ministro de Economía bonaerense, Hernán Lacunza, llegó a la reunión de Aranguren para explicar la medida al resto de los ministros provinciales. Los ministros se fueron con la promesa de analizar el impacto fiscal que tendría la medida en cada una de las provincias. «Lo importante también era dar una señal clara de que son los ejecutivos nacionales y provinciales los que fijan las tarifas», sostuvo un vocero oficial. Fue un mensaje para tratar de sacar el debate en el Congreso, donde la oposición intenta tomar el debate por las tarifas como bandera.

Se el primero en comentar esta noticia

Deja un Comentario

su mail no sera publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: