Violó a dos amigas, mató a una y se fue a dormir a su casa

La brutal violación y asesinato de la estudiante de Medicina María Emma Córdoba (26), ocurrido el sábado a la madrugada en Punta Lara, es un caso judicial casi resuelto: la fiscalía no tiene dudas de la responsabilidad de Ariel Osvaldo Báez (23), un vecino de la víctima, en el homicidio, la golpiza que recibió su amiga en esa noche de horror y el posterior incendio de la vivienda donde ocurrió todo.
Pero el impacto del caso en la comunidad y en el ámbito donde se relacionaban las chicas es tan fuerte que ayer realizaron una marcha de protesta contra la inseguridad y en reclamo del esclarecimiento total del caso. La amiga de Emma, cuyo nombre no trascendió, está muy afectada psicológicamente y con secuelas graves por las quemaduras. Aún no le dijeron que su compañera de estudios murió.
María Emma fue asesinada el sábado cuando –después de cenar con una amiga y compañera de la facultad– salió a pasear una de sus mascotas y fue sorprendida por Báez. De acuerdo con la investigación que lleva adelante la fiscal Virginia Bravo, el atacante las amenazó, las obligó a subir a la planta alta de la vivienda ubicada en 126 entre 5 y 7 de Punta Lara. Después de violarlas a ambas bajó y comenzó a juntar objetos para robar.
En eso, Córdoba logró zafarse de las ataduras e intentó resistirse. Báez la atacó con una pala de punta y le partió el cráneo. Después la apuñaló. También fue a buscar a la acompañante y la hirió en varias partes. Por último intento borrar todo rastro: prendió fuego una de las habitaciones.
Entre la 1 y las 2 de ese día, los vecinos advirtieron el inicio del fuego y llamaron al 911. Cuando llegaron, los bomberos se encontraron con un escenario de espanto. El asesino se fue a dormir a la casa de al lado, con su pareja y su hijo de apenas unos meses. “Lo noté alterado”, alcanzó a contar la mujer cuando lo detuvieron funcionarios de la comisaría de Ensenada.
El domingo, Báez se negó a declarar, confirmó ayer la fiscal Bravo.
Ayer por la tarde se desarrolló una marcha convocada por el centro de Estudiantes de Medicina, la Federación Universitaria y apoyada la la Universidad de La Plata (UNLP).

La Cámara de Comercio Industria Producción y Servicios de Chascomús, comunica que, ante los reclamos de sus Asociados, se ha presentado nota ante la Municipalidad de Chascomús solicitando la suspensión del Decreto Nº 501/2017, por el cual se solicita el retiro de la cartelería y quedan suspendidas las autorizaciones. El pedido presentado por esta Institución sería hasta tanto se apruebe la Ordenanza que reglamente el tema cartelería, ya que, el Decreto de marras implica graves perjuicios tanto para comercio, industria, servicios y turismo de esta ciudad.

Se el primero en comentar esta noticia

Deja un Comentario

su mail no sera publicado.


*