Abrupta caída de los sueldos municipales entre diciembre de 2015 el mismo mes de 2020

Un ingresante que ganaba  $ 6.416 hoy cobra $ 20.601 cuando por inflación debería percibir $ 33.280 – En 5 años perdió $ 260.349 que a valor actual son los salarios de un año incluido el aguinaldo  

 

Ha sido abrupta la caída de los sueldos municipales entre diciembre de 2015 y el mismo mes de 2020.
En diciembre de 2015 el salario de un ingresante de 40 horas era de $ 6.416, 37. Desde esa fecha hasta la actual la inflación acumulada  fue de 418,80% lo que significa a dicho sueldo habría que multiplicarlo por 5,188 para actualizarlo y el salario de haber acompañado a la inflación hoy sería de $ 33.280,50.
Pero no es así y la categoría mencionada  tiene a la fecha un haber de $ 20.601,33, muy inferior al que correspondería.
Concretamente la pérdida del salario entre diciembre de 2020 y diciembre de 2015 ha sido de un 38,10%.
Materializando en dinero, el empleado encuadrado en dicha categoría perdió $ 260.349,66 al no haber acompañado el incremento de haberes a la inflación, lo que significa que el trabajador perdió en cinco años un año entero, incluido el aguinaldo

Oferta del Municipio

El pasado jueves se reunió la Mesa Salarial del Municipio, integrada por el Ejecutivo Municipal y los gremios STM, UPCN y ATE.
Estuvieron presentes el secretario de Gobierno Cipriano Pérez del Cerro y el subsecretario de Producción y Capital Humano, José Yezza Ross en representación del Departamento Ejecutivo; por STM Mercedes Roldán y Claudio Bertucci, por UPCN Franco Balzano; y por ATE Roberto Bigot y Marcos Irigoyen.
Tras varias propuestas del gobierno y rechazos gremiales se llegó al siguiente ofrecimiento, que hoy a través de los sindicatos, estudia el personal de la Comuna.
La propuesta final de las autoridades contempla los siguientes  aumento salariales: 15% en enero, 7 % en abril, 6% en julio, 10% en octubre y 7% en diciembre, lo que significa un incremento anual del 53,5%.

Un año perdido
Dicho incremento anual del 53,5% en hoy cercano a lo que estiman los economistas será la inflación del año 2021, pero el ofrecimiento no contempla, al menos que se conozca públicamente, una cláusula gatillo de protección salarial ante un imprevisto que pudiera surgir, sobre todo si se tiene en cuenta que atravesamos una pandemia.
Tampoco surge la propuesta establezca que algunos de los incrementos sean retroactivos al 2020, por lo que los trabajadores municipales finalmente perderían cualquier reconocimiento económico que pudiera corresponder al pasado año, en el que no percibieron ningún aumento, salvo dos bonos de $ 2.000 que no incluyeron a los jubilados.

Sin protestas
No deja de llamar la atención la pasividad gremial  ante esta situación, diferente a la de los distritos vecinos donde en el 2020 hubo significativos incrementos de haberes, habida cuenta que muchos de sus actuales dirigentes supieron años atrás llevar adelante y ante situaciones menos complejas, fuertes paros y protestas a quienes conducían entonces el gobierno municipal.

 

A %d blogueros les gusta esto: