Alberto Fernández: “A mitad de abril van a entrar dosis para acelerar el ritmo de vacunación”

El Presidente dijo que “en Semana Santa vimos un relajamiento del comportamiento social francamente peligroso”

Horas después de que comenzaran a regir las nuevas restricciones publicadas en el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU), que intentan frenar el incremento de contagios que provocó la segunda ola de coronavirus, el presidente Alberto Fernández se refirió a esta cuestión y reparó sobre la importancia de la campaña de vacunación masiva.

“A mitad de abril van a estar entrando dosis suficientes para acelerar el ritmo de vacunación”, anticipó el mandatario en diálogo con El Destape. “Vacunando la enfermedad para los adultos se vuelve llevadera”, completó al respecto sobre la campaña de inmunización.

 
Fernández aclaró que continuarán llegando al país vacunas rusas y que se espera para mediados de este mes el arribo de “las dosis que faltan” de Sinopharm.

Por otro lado, al ser consultado acerca de los camaristas Gustavo Hornos y Mariano Borinsky, que quedaron en la mira del kirchnerismo luego de que se dieron a conocer sus visitas a la quinta de Olivos y a la Casa Rosada durante el gobierno de Mauricio Macri, Fernández respondió categórico. “Me parece de una gravedad inusual”, expresó el mandatario.

Fernández consideró que en la Argentina se está viviendo “un proceso parecido al del expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva y los Telegram entre el exjuez Sergio Moro y la fiscalía”.

”Sale todo a la luz”, sentenció el mandatario, y luego agregó: “Nunca se había visto usar a la Justicia para perseguir a opositores”.

“Que un presidente tenga un vínculo institucional con un juez no es un problema, pero el problema es lo que pasó con Macri”, apuntó Fernández.

Y sobre ello completó: “Cuando analizás la democracia reciente en la Argentina tendría que decirte que los gobiernos trataron de interferir en la Justicia para defender posiciones de gobierno y luego para defender a los funcionarios de los gobiernos, pero nunca se vio usar a la Justicia para perseguir a otros”.

En tanto, con relación a la situación epidemiológica y las nuevas restricciones puestas en marcha hoy el Presidente explicó: “Cuando hablé hace tres semanas buscaba advertirle a la gente los riesgos que estábamos corriendo, teniendo en cuenta que toda la región estaba sufriendo una segunda ola semejante a la que estamos viviendo nosotros ahora; mucha gente lo escuchó, porque el 57 por ciento de las reservas al exterior se cayeron”.

Sin embargo, Fernández señaló que en Semana Santa se vio un relajamiento del comportamiento social “francamente peligroso”. Y en ese sentido consideró: “Me parece que toda medida es insuficiente si la gente no toma consciencia de la dimensión del problema; y a eso es a lo que aspiramos con las medidas que tomamos”.

Al ser consultado por la coyuntura económica Fernández se refirió, entre otros temas, a la inflación y la crisis energética.

“Los economistas hablan de que se aumenta porque por las dudas todos empiezan a subir los precios porque dicen ‘a mí no me agarran’, y esa inflación autoconstruida es muy dañina y tiene que ver con una historia de la argentina y nadie quiere quedarse lastimado”, destacó Fernández mientras que sostuvo que la economía está creciendo a un ritmo importante.

Por otro lado, el Presidente aclaró que se está trabajando en un proyecto de ley para declarar la emergencia energética y fragmentar a los consumidores para que quienes puedan pagar lo hagan.

“No quiero sumarle más problemas a la gente. Quiero que se termine la disyuntiva de pagar los remedios o la luz”, expresó Fernández. “Estamos haciendo esfuerzos para minimizar al máximo cualquier aumento”, concluyó al respecto.

 

FUENTE: LA NACION

A %d blogueros les gusta esto: