Alberto prepara suba generalizada de sueldos bajos, jubilaciones y planes

Alberto Fernández analiza una suba generalizada de ingresos para los sectores más postergados para el arranque de su mandato. La medida, que su equipo comenzó a gestionar con sindicalistas y empresarios, aparece como condición previa a la instauración de un Consejo Económico y Social y tendrá como propósito dinamizar el consumo en una primera etapa. La planificación del aumento contempla desde trabajadores en relación de dependencia hasta jubilados y beneficiarios de planes sociales.
El incremento en el piso de ingresos se parece más a las sumas no remunerativas que las gestiones de Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner aplicaron sobre los salarios de los trabajadores del sector privado para después incorporarlas a los haberes formales que a los bonos de $5.000 que impulsó Mauricio Macri en 2018 y este año. La clave es que en este caso los montos apuntarán a integrarse a sueldos, jubilaciones y valores de los planes sociales.
Con el sindicalismo el plan comenzó a discutirse en profundidad el martes durante una reunión que mantuvo Claudio Moroni, nominado para ser el próximo ministro de Trabajo, con la mesa chica ampliada de la CGT en la sede del gremio de Sanidad. Los interlocutores coincidieron en marcar la necesidad de evitar el traslado de esa suba a los precios para convertir la medida en una mejora efectiva en el poder adquisitivo.
Hasta ayer existía apenas un diseño preliminar del plan pero con el aval explícito de la central obrera, impulsora de una compensación para los sectores más golpeados por la devaluación de este año y la inflación acumulada. El equipo del próximo gobierno deberá, en los próximos días, establecer el mecanismo para la consagración de las subas: una opción era la convocatoria al Consejo del Salario Mínimo, en caso de lograr el consenso suficiente con los empresarios, y la otra era implementarlas por decreto.
Por lo pronto, Moroni transmitió la intención del presidente electo a una comitiva encabezada por Héctor Daer, cotitular de la CGT y el hombre del sector que goza de la mayor confianza de Alberto Fernández. Participó del encuentro una quincena de dirigentes entre los que se encontraban Carlos Acuña, el otro cosecretario general, Antonio Caló (metalúrgicos, UOM), Roberto Fernández (colectiveros, UTA) y Omar Viviani (taxistas), entre otros.

A %d blogueros les gusta esto: