Clases presenciales: dos colegios de La Plata van a la Justicia y gremio advierte

Se trata del ESSERI, de Gonnet, y el Patris, de City Bell. Argumentan que interrumpir las clases por 15 días causaría daños irreparables a los alumnos.

Dos colegios privados de La Plata informaron a los padres de su comunidad educativa que irán a la Justicia contra la decisión del Gobierno nacional de cerrar las escuelas, al tiempo que pidieron que el lunes, cuando entre en vigencia la limitación impuesta por un DNU, lleven a los chicos a clases.

Se trata del colegio ESSERI, de Gonnet y el Patris, de City Bell, quienes no sólo apuntan a poder abrir el lunes sino que uno de ellos desafió al Gobierno al asegurar que si la Justicia no se expide abrirán sus puertas.  

“Nuestro Colegio ha establecido protocolos, capacitado al personal, y adecuado las instalaciones para cuidar la salud de todos. Es por ello, que tanto en el Nivel Inicial como en el Nivel Primario, prácticamente no hemos registrado casos de COVID. Lo mismo ha ocurrido con la mayoría de la Educación en Argentina, con casos de contagio menores al 1%”, indicaron en un comunicado desde el ESSERI, cuya cuota mensual ronda los 19 mil pesos.

En el mismo sentido, desde el colegio Patris se notificó que ese establecimiento “ha decidido mantener la presencialidad el lunes 19 que con tanto esfuerzo hemos iniciado en febrero”. También aclara que están trabajando “en uno o varios recursos judiciales de manera urgente” para avalar esa postura. E invitó a que los estudiantes vayan a la sede donde funciona la sede educativa que se creó hace 25 años.​

Al cruce salió el jefe de Gabinete de la provincia, Carlos Bianco, quien declaró que podría haber “severas sanciones” a los responsables administrativos del establecimiento si no acatan la suspensión de la presencialidad. ​”Lo vamos a estar evaluando; hay que avisarle a ese colegio que se está oponiendo a un Decreto de Necesidad y Urgencia de orden público, puede tener una sanción muy fuerte, es un decreto con fuerza de ley”, dijo.

En tanto, el sindicato de los docentes privados (Sadop) anunció que impedirá el funcionamiento de la escuela y para ello recurrirá al Ministerio de Trabajo. Desde el sindicato consideraron que la actitud tomada por las autoridades del Colegio ESSERI implica “una actitud de una gravedad inusitada, no solo poniendo en riesgo la salud de todo el colectivo que concurre a dicho establecimiento, sino también atentando contra las propias estructuras legales del Estado de Derecho, lindando el acto de sedición”. (DIB) FD

A %d blogueros les gusta esto: