Crece el malestar entre los cuidadores domiciliarios por atrasos en los pagos del IOMA

Los prestadores denuncian que no obtienen respuestas de las autoridades, mientras las deudas se acumulan y en algunos casos alcanzan los 8 meses. 

Cuidadoras y cuidadores domiciliarios de la provincia de Buenos Aires denunciaron atrasos de varios meses en los pagos del IOMA y señalaron que pese a los reiterados reclamos aún no fueron atendidos por las autoridades de la obra social estatal.

“Nos han cortado toda vía de comunicación”, lamentó Nancy Tristán, presidenta de la Asociación Civil de trabajadoras y trabajadores de cuidados domiciliarios Argentinos. “La gran mayoría de las cuidadoras somos mujeres, sostenes de hogar, y algunas compañeras hace hasta ocho meses que no cobran”, amplió en diálogo con DIB.

Tristán denunció que el titular del IOMA, Homero Giles, le ha “restado importancia a la situación” y sostuvo que no está al tanto de la realidad de los prestadores. “Él cree que si no realizamos una protesta masiva no tiene importancia. Eso es porque no sabe que trabajamos 12 horas diarias con personas dependientes, adultos mayores o chicos con hidrocefalias, a las que no podemos dejar para hacer un reclamo”, explicó.

En ese sentido, dijo que si bien los recientes reclamos en la sede central del IOMA en La Plata fueron espontáneos, contaron con el total respaldo de la Asociación, que había organizado una protesta masiva el 22 de diciembre pasado, cuando dos cuidadoras denunciaron haber sido golpeadas por la Policía.

Cabe señalar que la la Asociación Civil de trabajadoras y trabajadores de cuidados domiciliarios Argentinos también nuclean a acompañantes terapéuticos, que transitan la misma situación de incertidumbre frente a los incumplimientos de la obra social estatal.

Tristán denunció que además de las demoras en los pagos, los prestadores recibieron solo un 10% de aumento desde julio del año pasado y que en el inicio de la pandemia, reclamaron por un protocolo para cuidadores en el interior de los hogares, pero que nunca recibieron respuestas. “Estamos yendo a trabajar, nunca dejamos de hacerlo pese a la pandemia, y a eso tenemos que sumarle el estrés de no cobrar”, señaló.

“Habíamos puesto las esperanzas en esta gestión, porque ya desde el Gobierno de (María Eugenia) Vidal veníamos sin cobrar. Cuando asumieron encontraron expedientes nuestros en un subsuelo y comenzaron a pagar, pero eso duró dos o tres meses, después volvieron las complicaciones”, señaló.

La cuidadora dijo que en diciembre del año pasado el IOMA implementó un sistema de facturación digital, que supuestamente aceleraría los pagos. No obstante, denunció que pese a eso continúan obligadas a llevar la documentación a la sede central. “Tienen una tremenda desorganización administrativa que viene de años”.

Por último, Tristán contó que hubo varias cuidadoras que tuvieron que mudarse por no poder pagar el alquilar tras varios meses de no cobrar por sus prestaciones. “Esa es la realidad de muchas”, finalizó. (DIB)

A %d blogueros les gusta esto: