Creen que Neuss sostuvo la cabeza de su esposa para asesinarla: el femicida tenía una lesión de bala en un dedo

Los resultados preliminares de la autopsia a Silvia Saravia indican que la mujer intentó defenderse del ataque de su marido, quien luego de matarla se suicidó

Los resultados preliminares de la autopsia sobre el cuerpo de Silvia Saravia, la esposa del empresario Jorge Neuss, despejaron las primeras dudas del caso. Si bien todavía se investiga qué motivó el crimen, según confirmaron a Infobae fuentes judiciales la hipótesis del femicidio es prácticamente concluyente.

Es una frase trillada pero no menos cierta por eso: el cuerpo habla. Y el cadáver de la víctima de 69 años ya dio indicios concretos a los investigadores de que ella intentó defenderse del ataque de su marido y que él la mató de un balazo después de agarrarla de la cabeza o de los pelos: sobre el cuerpo sin vida de Neuss (72) detectaron una herida leve de bala en un dedo de la mano izquierda.

La autopsia terminó este domingo cerca de las 6 de la madrugada en la morgue de San Fernando. A partir de los resultados preliminares de este examen y los testimonios de las empleadas domésticas de la casa de la familia Neuss, en el barrio privado Martindale, de Pilar, los investigadores estiman que la secuencia del crimen ocurrió toda dentro de la habitación del matrimonio y del baño en suite.

Las empleadas declararon ante la fiscal de género de Pilar María José Basiglio que no escucharon nada raro hasta las detonaciones de la pistola Magnum .357 (un arma sumamente letal). No registraron gritos ni discusiones. Se cree que Neuss fue hasta el baño, donde estaba Saravia, con su revolver y tras un forcejeo le tomó la cabeza a su esposa, o desde la nuca o por el cabello, le disparó un balazo que entró y salió del cráneo tras rozar el dedo del femicida y se metió en el hombro izquierdo de la mujer, donde quedó alojada cerca de su brazo.

Aun no está confirmado si Neuss le apoyó el arma sobre la cabeza o disparó a una corta distancia. Sí se interpreta a partir de la autopsia que la tomó del cuerpo y la giró hacia la izquierda mientras con su mano derecha le apuntaba con la Magnum .357. Según consignó Télam, el disparo ingresó por detrás de la oreja, de arriba hacia abajo. Y salió por detrás de la oreja izquierda antes de ingresar a su hombro izquierdo.

Toda la escena del hecho se produce en el baño. Ella va al baño, él aparece y ahí empiezan a jugar las conjeturas. Con la intención de matarla hay un forcejeo, la toma del cabello, la gira de costado, le dispara, se lastima y se mata”, enumeró ante Infobae una fuente del caso. Los signos de defensa de Saravia se encontraron en sus brazos y en sus manos, donde había hematomas.

La data de muerte se estableció cerca de las 12 del mediodía. Casi al mismo momento que mató a su esposa, Neuss se pegó un tiro en la sien parado en el umbral de la puerta del baño en suite. Murió pasadas las 14 cuando era trasladado al Hospital Austral.

 

Los investigadores dan por descartada la hipótesis del pacto suicida. Horas después de conocerse el hecho trascendió que las muertes podían tener que ver con la enfermedad de uno de sus hijos. Basiglio no tiene pruebas. Los expertos además coinciden que los casos de pactos suicida no se dan con disparos y mucho menos con armas tan letales y destructivas como una Magnum .357.

La pareja fue descubierta por uno de los hijos, justamente el que estaría enfermo, quien rompió la puerta de la habitación de sus padres, que estaba llamativamente cerrada con llave después de que las empleadas le avisaran que habían escuchado las detonaciones y no habían conseguir abrir e ingresar al cuarto. Dos de los cuatro hijos del matrimonio viven en el mismo barrio, por lo que tardaron apenas unos minutos en llegar a la escena del crimen.

 

Lo que por ahora no tiene claro Basiglio es el móvil del crimen. Para saber por qué Neuss asesinó a su esposa y luego se suicidó la fiscal pidió varias medidas de prueba. La expectativa es que de los celulares y las computadoras de la pareja se pueda saber si había problemas entre ellos o si hubo algún “agente externo” que propició el femicidio.

Las empleadas domésticas no aportaron nada a la causa en ese sentido, comentaron fuentes del caso. Esta noche se espera que pueda haber novedades a partir de las declaraciones de algunos de sus hijos, que continuarán el lunes. “Son situaciones muy privadas y particulares”, comentó una fuente con acceso al expediente que probablemente vea extinguirse la acción penal a partir de que se haya tratado de un problema que Neuss tenía con Saravia.(FUENTE:INFOBAE / Por Fernando Soriano)

A %d blogueros les gusta esto: